Casitas infantiles de madera para soñar

Creo que al ver estas casitas infantiles de madera estaréis de acuerdo conmigo en que son un sueño cumplido para cualquier niño. Bueno, ¡y para algún adulto!

Hace muchos años que conozco a la familia que está detrás de Casas Green House y que hacen estas increíbles casitas infantiles de madera.

De hecho, de pequeña yo sabía que hacían casitas de madera para niños pero os aseguro que jamás me imaginé algo así. De verdad cuando veáis las fotos vas a alucinar. 

CASAS GREEN HOUSE, ¿QUÉ LAS HACE ÚNICAS?

Casas Green House es el único fabricante de este tipo de casitas para niños en España. Llevan 65 años diseñandolas y fabricando artesanalmente y 100% made in Spain.

Como os contaba, es una empresa familiar de ebanistería que va ya por la cuarta generación.

Tienen clarísimo que la seguridad es básica, así que las madres y los padres podemos estar tranquilos porque es su máxima prioridad en la fabricación.

Toda la pintura utilizada es no tóxica, las ventanas tienen metacrilato antirrotura y los cantos y aristas de las casitas están redondeados. Además, hay sistemas de seguridad en las puertas e instalan pasamanos en las escalera y barandillas en las literas.

Sus modelos pueden personalizarse al elegir entre 10 colores diferentes y más de 1.000 combinaciones posibles: sobre plataforma, con porche, con terraza, con litera interior, de dos pisos…

Casas Green House es el fabricante con mayor gama en Europa: ¡33 modelos diferentes! y cada uno de ellos más bonito.

Las maderas que utilizan provienen del Norte de Europa y cuentan con su certificado FSC de tala y repoblación sostenible y controlada.

En sólo 10 días son capaces de fabricae, pintae y servir una casita en cualquier país de Europa.

Dejando de lado que estas casitas de madera para niños son preciosas y que ya me puedo imaginar las sesiones de fotos que haría con los peques, ¡ay!, creo que tener una casita de madera para jugar aporta beneficios a los niños.

 

¿QUÉ VENTAJAS DIDÁCTICAS TIENEN LAS CASITAS INFANTILES DE MADERA?

  • Más tiempo al aire libre. A los niños les hablamos de la naturaleza y de cómo cuidarla, les llevamos de excursión al campo pero, ¿qué pasa en casa? Pues que si tienen una casita de madera para ellos, pasarán mucho tiempo en el jardín, al aire libre, disfrutando de la naturaleza.
  • Mayor autonomía. Tener un espacio que sientan como propio, donde se imaginen sin vigilancia, en el que jueguen y guarden sus cosas les enseñará a ser responsables e independientes. Olvidaros de las nuevas tecnologías que acabáis cuidando vosotros porque son delicadas y tienen un alto coste. Que los niños recuperen juguetes tradicionales: pelotas, canicas, la cuerda de saltar, la goma, muñecos…
  • Imaginación. Los juguetes que no hacen cosas son fundamentales en la infancia, ya que les permite imaginar lo que harían. Lo mismo un espacio en el que, sin peligros, pueden ser cualquier personaje que les apetezca y desarrollar su creatividad para transformarlo según les convenga.
  • Desarrollo motriz. Jugar en el exterior implica entrar y salir de la casita de madera, trepar, balancearse, subir y bajar escaleras… Estas acciones potencian el desarrollo de huesos y músculos. Podemos potenciar estas actividades si creamos alrededor de la casita diferentes retos motrices, como los que sugieren en Tierra en las manos.
  • Sociabilidad. Las casitas para niños están concebidas para que varios niños y niñas disfruten jugando juntos, ya sean familiares, vecinos o amigos del cole. Dejarles que ordenen sus relaciones entre ellos les permite desarrollar sus habilidades sociales y potenciar su extroversión.

¿QUÉ PASA CON LAS MASCOTAS?

Casas Green House también piensa en ellas y fabrican casetas para mascotas con materiales naturales y el mejor aislamiento. Las fabrican con madera y corcho de alcornoque y también pueden personalizarse.

Echadles un vistazo porque también son una verdadera maravilla. ¡Yo quiero una para mis perros!

Aunque en realidad no puedo parar de mirar las casitas infantiles de madera para niños e imaginarme jugando con los peques dentro de ellas, ¿os ocurre lo mismo verdad? 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *