Esdor, cosmética a partir de la vid

Tuve la ocasión de probar la línea cosmética de alta gama de Esdor gracias a la crema que nos regalaron a las bloguera invitadas en la cena con el bodeguero Carlos Moro. ¿Qué tiene que ver una cosa con la otra? Pues que las dos empresas pertenecen al grupo Matarromera

Esdor trabaja con la misma uva que cosechan en Ribera del Duero, la tierra de origen de este emporio vitivinícola, donde trabajan para conseguir las mejores uvas.

La división cosmética del grupo ya ha cumplido ocho años y siguen desarrollando productos innovadores y naturales para el cuidado de la piel.

esdor

Esdor, cosmética a partir de la vid

Las uvas son ricas en polifenoles, ¿lo sabíais? Yo tampoco pero resulta que los polifenoles de uva tinta son uno de los antioxidantes naturales más eficaces que existen. En la web de Esdor explican que su capacidad antioxidante es incluso superior a las de las vitaminas C y E.

La tierra caliza donde crece la vid y las condiciones de un clima extremo hacen que la uva Tempranillo de Esdor sean “ricas en polifenoles, complejas y resistentes”. Eso consigue que se reduzca en nuestra piel la oxidación de fibras de colágeno y elastina. También neutralizan los radicales libres, una de las causas del envejecimiento prematuro.

En la cena que os he comentado nos ofrecieron una bolsa con productos y entre ellos se encontraba el reparador avanzado revitalizante SOS Inteligente vid perfection y es que ya me toca empezar a cuidar mi piel, ¿verdad?

Se trata de un suero concentrado hidratante y antioxidante que ofrece a la piel nutrientes para restablecer sus funciones de hidratación, tersura y luminosidad. Yo hice caso de la recomendación de su web de aplicarlo “con pellizqueo y tecleo sobre la piel” de rostro, cuello y escote y la noto mejor, sobre todo en la luminosidad. 

Esdor cosmética: I+D+i al servicio de la belleza

La investigación y el desarrollo es una de las banderas de Esdor y ese trabajo es el que les ha llevado a patentar el Eminol, un extracto polifenólico de la uva tinta que ayuda “a neutralizar los radicales libres causantes del envejecimiento cutáneo”.

El eminol es un extracto polifenólico con elevada capacidad antioxidante y la patente que tiene el Grupo Matarromera se refiere al proceso de extracción de este elemento natural.

Por otra parte, la pepita de uva verdejo tiene una “acción descamante suave, aromática” y también rica en antioxidantes como el aceite de pepita de uva, “emoliente y muy nutritivo”.

Por último, la hidrante agua de uva es tonificante y rica en minerales.

Compromiso mediambiental

El desarrollo tecnológico de Matarromera siempre está supeditado al entorno natural y social.

El amor a la tierra les obliga a buscar una simbiosis con el entorno sin perjudicarlo y aspiran a convertirse en una referencia imprescindible en gestión medioambiental y sostenibilidad.

La sede de Esdor se encuentra en el Centro de Interpretación Vitivinícola Emina, un edificio 100% sostenible rodeado de viñas en el corazón del Duero. Genera más energía de la que consume y es energía es limpia: solar, térmica fotovoltaica, biomasa, luz natural…

Además, cuenta con programas específicos de reciclaje para todos los productos y subproductos (uva, hollejo, sarmientos y restos provenientes de la elaboración del vino como el papel, cartón y madera) para acercarse lo más posible al objetivo de residuo cero.

Y vosotras, ¿habéis probado la cosmética de Esdor basada en la uva y el vino?

(Fotografías cedidas por la empresa.)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *