Gazpacho andaluz ¡receta sin pan!

Esta receta de gazpacho andaluz sin pan es un regalo que me ha hecho mi tía ahora que está pasando unos días en casa 🙂
Como sabéis, y si no lo sabíais os lo cuento ahora ;), la familia de mi padre es de Cádiz y mi marido es de Sevilla así que podemos decir que mis hijos son 3/4 andaluces jejejeje

La cuestión es que si hay algo que me gusta en este mundo es un buen gazpacho andaluz fresquito en verano. Así que aprovecho cualquier ocasión o visita para incluirlo en el menú.

La receta de hoy es ligera, fresquita, fácil y exquisita así que si nunca lo habéis probado o hecho en casa os lo recomiendo

gazpacho andaluz

Gazpacho andaluz ¡receta sin pan!

INGREDIENTES (Para 8 pers.)

  • 1KG. tomate de pera
  • 1 pimiento verde pequeño
  • 1 pepino
  • 1 o 2 ajos
  • 1/2 cebolla
  • Aceite de oliva
  • Vinagre
  • Agua

MODO DE HACER
Esta receta de gazpacho andaluz sin pan como os decía es muy sencilla. Básicamente se trata de mezclar todos los ingredientes y enfriar la mezcla pero, como todo, os voy a contar algunos trucos que me ha pasado mi tía para que siempre os salga delicioso.

El tomate de pera es el mejor ya que normalmente son mas jugosos o tiernos. Además su rojo intenso le dará un color más que apetecible al plato. No le quitéis la piel, si acaso el pedículo, si lo tiene.

Tanto el ajo como el pepino son ingredientes que dan mucho sabor pero que a algunas persones les suele sentar mal o repetir así que si no queréis que os pase podéis hacer lo siguiente:

  • Ajo: quitadle el corazón ( si lo partís por la mitad veréis una pequeña pepita de color distinto, eso es lo que debéis quitar)
  • Pepino: Dejadle un poco de piel. No hace falta que sea toda la piel pero si le dejáis un poquito (como si lo hubierais pelado mal) lograréis que no amargue y que no os repita después.

gazpacho andaluz

Una vez triturados y mezclados los tomates, el pepino, la cebolla, el pimiento y el ajo es el momento de probarlo y aliñarlo con el aceite, el vinagre y la sal.

Mi tía os recomienda unos 50 gr de vinagre, 30 de aceite de oliva y un puñadito minúsculo de sal ¡pero es cuestión de gustos!

Además, siempre estáis a tiempo de añadirle un poco de agua o de hielos para que quede más liquido.

A mi personalmente me gusta de todas las maneras pero si está líquido es más cómodo de beber, incluso en un vaso 🙂

Ahora solo os queda meterlo en la nevera para que esté bien fresquito ¡y ya está! ¿Qué os parece la receta? Venga animaros a hacedla y contadme como os ha salido el gazpacho andaluz ¡y olé!

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *