Hígado encebollado ¡manjar para toda la familia!

¿El hígado encebollado para los niños?

Pues sí. La casquería en general y el hígado de ternera en particular es uno de los alimentos más nutritivos que podemos ofrecer a nuestra familia. ¿Por qué? Pues porque además de proteínas, aporta vitaminas A, vitamina B, liposolubles, glúcidos, hierro, calcio, magnesio, potasio, sales minerales,… y un largo etcétera.

Es posible que su aspecto no sea el más atractivo, de hecho a mi me cuesta cocinarlo ¡no puedo evitarlo! Pero preparándolo con cariño su sabor es delicioso 😉

Por eso hoy os quiero enseñar nuestra receta de hígado encebollado que los peques se comen fenomenal  ¡Ah! Y si no les gusta (o no os gusta) la cebolla entera como en las fotos no os preocupéis que os cuento una alternativa.

Hígado encebollado ¡un manjar para toda la familia!

INGREDIENTES (Para 6 pers.)

  • 300 gr. filetes hígado ternera.
  • 1 cebolla mediana.
  • Pimienta.
  • Sal.
  • 1 diente de ajo.
  • Aceite.

MODO DE HACER

Lo primero que os recomiendo es que para limpiarlo lo hagáis con agua fría y después lo sequéis con papel de cocina.

Cortamos la cebollita en trocitos al gusto. Hay gente que lo hace en aros, tiras o bien picadita.

En una sartén calentamos el aceite de oliva y a fuego lento pochamos la cebolla. Cuando esté doradita la retiramos y la dejamos escurrir bien el exceso de aceite.

A continuación cortamos los filetes de hígado de ternera en trozos irregulares y en un tamaño que los niños puedan masticar bien. Tenéis que tener en cuenta que puede si hacéis trozos grandes les puede resultar un poco complicado masticar.

En la misma sartén en la que hemos pochado la cebolla sofreímos el diente de ajo, lo retiramos y ponemos el hígado a cocinar.

Si queréis darle más sabor a la mezcla podéis untar el ajo a los filetes antes de echarlos a la sartén e incluso añadir alguna especia que os guste.

Cuando estén a punto de hacerse le añadimos la cebolla pochada, salpimentamos al gusto y dejamos que se acaben de cocinar, con unos 2 minutos bastará.

¡Y listo! Hígado encebollado preparado.

Como veis es una receta súper fácil y rápida de hacer.

En el caso de que no os guste la cebolla entera o penséis que los peques no van a querer comérsela así podéis triturarla antes de mezclarla con el hígado en la sartén.

Además, podéis añadirle un poco de tomate triturado natural ¡también quedará delicioso!

¿Qué os parece? ¿Os gusta el hígado encebollado?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *