Los juguetes, los colores y los niños no entienden de sexos.

Posted on
juguetes niño niña

Ayer nos lo estábamos pasando bomba en un cumpleaños. Llegó la hora de abrir los regalos. Los niños se agolpaban con sus bolsitas, los adultos intentábamos poner orden y la homenajeada se moría de la ilusión mientras varios grabábamos con nuestras cámaras el magnífico momento.

En un desliz de la cumpleañera J cogió tres cartulinas tipo postal que habían caído de un regalo y se las llevó lejos del epicentro de la fiesta. Me acerqué temerosa de un desenlace desastroso y vi que tan solo las estaba admirando con mucho mimo. Eran de Frozen, película que le encanta.

Cuando me disponía a explicarle que era un regalo que había que devolver a su dueña se acercó a nosotros curiosa de lo que estábamos hablando una niña de unos 7 años…

– “Son de niña”- dijo sin dilación.
– “No, son de Frozen“, argumentó J.
– “Ya pero Frozen es una película de princesas y eso es de niñas”, respondió la pequeña con tono tajante y se marchó.

J me miró pensativo y se quedó reflexionando unos segundos. “Toma mamá ya no lo quiero, esto es cosa de chicas”, dijo mientras se levantaba y se marchaba corriendo hacia donde estaban sus amigos.

juguetes sexistas

Alucinada y perpleja de cómo una niña tan pequeña podía haber “contaminado” a mi hijo de una idea así, decidí que nada más llegar a casa iba a ponerles a los niños un ratito la película de Frozen antes de ir a la cama. Así, podría preguntarle después a J si le gustaba y al decirme que sí darle una lección de por qué no hay juguetes de niños o de niñas.

Cuando nos disponíamos a dormir le formulé a J la pregunta: “Cariño, ¿te gusta Frozen?, verdad”,  pero justo antes de contestar sonó mi móvil.

Mientras hablaba les indicaba que eligieran un  cuento, que dejaran las botellas de agua en su sitio, que se quitaran los calcetines… mientras ellos se medio molestaban el uno al otro.

Ni dos minutos iba a durar la conversación porque se tenían que acostar pero era imposible que me dejaran escuchar… “A ver chicos”… “Un momentito”… “Por favor no escucho, parad”…. ¡¡¡¡¡¡¡Vamos a ver!!!!! ¿¿¿¿¿¿¿ Qué pasa??????? “Jimena me ha quitado la muñeca”, me dijo J mientras Jimena bramaba agarrada a su little bunny.

-“Venga Jimena déjasela”
-“Nooooooo, noooooo, noooooo”
– “Vamos a ver J dásela que la muñeca es de Jimena, coge tu el dragón, que es tuyo”.

Y en ese preciso momento lo entendí: la niña no estaba equivocada.

Día a día les damos a nuestros hijos micro lecciones que les van calando y que les va formando como personitas y el sexismo en los juguetes es una de ellas.

En casa tenemos juguetes de todo tipo que normalmente comparten pero nunca entró una muñeca hasta la llegada de Jimena. Sé que en general los niños no tienen problemas y juegan con lo que tengan pero, ¿Por qué a J no le regalamos un carrito para pasear a una muñeca? ¿Y a Jimena un camión? No creo que el hacerlo hubiera influido negativamente en ellos, al contrario.

No sé como remediar que J a sus tres años y medio crea que no puede jugar con una muñeca porque ¿¿Es de chicas?? Pero estoy totalmente convencida de que los juguetes, los colores y los niños no entienden de sexos. ¿Lo entenderemos los adultos?

  • Compártelo

13 Comentarios

  1. sonia says:

    En mi caso E tiene todo tipo de juguetes y juega de acuerdo a sus preferencias. La “contaminación” en cuestión a los colores de chicos y chicas ha llegado a nuestra vida de otra forma, por la escuela infantil. No se si por las educadoras o por los mismos niños influidos por patrones que ven a diario pero el “es de chicas” “para ti princesas y para mi duendes” y muchas más frases míticas no paran de aparecer en las conversaciones diarias. Yo sigo ofreciendo patrones neutros y dejándole jugar con lo que quiere sin que le de apuro porque sea tipificado en un grupo u otro.

  2. Lola loleilo lei says:

    Totalmente de acuerdo con tu post, yo en contra de toda mi familia, y sobre todo de mi marido la primera navidad de mi hijo D le trajeron los reyes un carrito y una muñeca, porque queria estimularle el juego simbolico y me parece q no hay que crearles prejuicios tan pequeñines, en realidad es una tonteria, no llevan los papas los carritos de sus bebes?? Eso era lo que le repetia yo constantemente a mi marido y ahora ya lo tienen asumido… Despues nacio mi hija L, y le encanta jugar con su hermano a los coches!!! Asi que la navidad que viene vamos a pedir a los reyes para los dos una cocinita!!!! Jejej

  3. Marijose says:

    si es verdad que teniendo niños de distinto sexo, a veces din darnos cuenta y cuando discuten por los juguetes decimos la frase ” dáselo, que eso es de niño/a” porque nos tienen la cabeza como un bombo y no nos damos cuenta.
    A mi me paso el otro día con unas zapatillas, hay unas Nike muy bonitas grises y azules con los cordones fucsias… Fui incapaz de hacérselas probar a Pablo, pataleaba diciendo que esas para Cora ( luego se compro unas naranjas y amarillas poco discretas).
    Ellos juegan con todo pero cuando la cosa es compartir es mas complicado… En la escuela cada día juegan con un tipo de juego y el día que tocan muñecas juegan todos y el día que tocan dinosaurios también. Pero si es verdad que según crecen los roles y los juegos los van diferenciando.

  4. Maria Garrido says:

    Tienes mucha razón, pero como en todo en esta vida, la culpa es del ser humano, adulto en este caso.
    Este verano alucinaba en el parque cuando una niña le pedía a su madre que la ayudase a trepar por el castillo que había en el parque donde estábamos porque ella quería subir tan alto como su hermano, respuesta de su madre: “las niñas no pueden llegar hasta allí arriba. Eso es cosa de chicos. Tú llevas vestido y con vestido no se puede”. Se me caían los palos del sombrajo al escucharla, me dio mucha pena, porque esa pobre niña se bajó pensando que no puede hacer las mismas cosas que un chico solo porque el sexo determina tus condiciones físicas y tus capacidades.
    En los juguetes ocurre igual, a mi primo (ahora tiene 18 años) lo que más ilusión del mundo le hacía era tener una cocina y un carrito, y no sabes la de veces que escuché a mi abuela criticar a mis tíos por habérselo regalado (que si menuda idea, que si va a ser maricón, que si…) curiosamente la vida pone a cada uno en su sitio, y hoy tiene que tragar con que otra de sus nietas (yo) la que sí ha jugado con muñecas y nunca tuvo un camión ni vistió como un chico, es lesbiana. Y oh, sorpresa, no me visto como un hombre, me maquillo porque me gusta, y tengo una hija a la que espero educar para que sepa que puede jugar a lo que quiera y con lo que quiera.

  5. Beatriz says:

    Mi ratita tiene casi 4 años: en casa sólo hay una muñeca… La primera y la última. Los Reyes le trajeron una rampa y coches y adora los animales… Su color favorito oscila entre el verde y el azul…. Pero nunca su primera elección es el rosa! Estoy feliz que estas sean sus elecciones y que nadie le haya hecho cambiar ni sentirse mal por ello! Aunque eso si, siempre quiere ser mi princesa!

  6. laura says:

    Hola. La verdad que lo e pasado mal con mi hijo A con este tipo de comentarios y pensamientos,en mi familia y por parte de la de mk pareja. Jamás le e puesto impedimentos ami hijo,le compre una escoba,fregona y demás porque se porto super bien un día que fue al medico y se lo pasa bomba (me criticaron..pero me dio igual),le deje una muñeca mía de pequeña que el quiso cojer y llevarse de casa de la yaya (me criticaron..pero me dio exacto te igual)..que fuerte hasta con comprarle un pack para hacer cocinitas (y me dio igual). Pues bien llega navidad y llegan los reyes de casa de la abuela…a mk hijo le regalan un banco preciso del mickey,ami sobrino un coche de nose que y a mk sobrina su precioso carro con la muñeca,PUES EL QUERÍA EL CARRO (le encanta,ve uno y se vuelve loco)..se arto de llorar porque lo quería…lo quitaron de en medio y no pude aguantar más la presión de lo rosa para la niña lo azul para el niño..me fui a un lado apartado y allí lloré con el rodó lo que pude…llego mi pareja y me dijo pero laura que te pasa y le dije “SEGÚN EL PENSAMIENTO DE LA GENTE…COMO LE EXPLICO YO A UN NIÑO DE 2 AÑOS QUE NO PUEDE JUGAR CON MUÑECAS Y CON UN CARRO,PORQUE NO LO PUEDO ENTENDER” el pobre se quedo mirando con una cara que lo único que pudo decir es “MAMA DONDE AS COMPRADO EL CARRO QUE VOY A POR UNO AHORAMISMO” … Es verdad que al final no lo compramos porque tampoco quiero que eso sea una influencia mia (como algunos me acusan a veces) quería que el tiempo pasara y si volvía a pasar entonces si..no tendrían excusa. La verdad que si…a veces por muy de pensamiento que podemos llegará a ser de el rosa y el azul para los 2…sin querer siempre somos nosotros los que definimos lo que es para uno y para otro…A mi hijo le encanta hacer cocinitas y para nada dudo este año en navidad nen regalarle máster chef….que pone los platos en la vitrocerámica y cualquier día vamos a llamar a los bomberos jijiu. …también decir que ya no creo que allá mucho problema con lo del carro y muñeca…Ahora tiene al hermanito pequeño y jaja nos ayuda y lleva su carrito. NINGÚN NIÑO TENDRÍA QUE PASARLO MAL POR LA SOCIEDAD Y SUS CREENCIAS…QUE HAY DE SOMOS LIBRES…HASTA DONDE LLEGAN LAS COSAS SEXISTAS..IMPRESIONANTE..UN SALUDO

  7. Silvia Vargas says:

    Mi pequeño tiene 3 años, es un chico pero le encanta cocinar. Tiene su delantal y su gorro de chef. En su cumple le compramos su cocina y nos da en platitos un pescado y un pollo de plástico. Cuando su papá cocina le encanta añadir la sal. A mi me ayuda a sacar la colada y demostrarme lo fuerte que es empujando el cesto de la ropa sucia a su lugar. Le gusta también coger las lombrices de el jardín, regar las plantas con mucho mimo. Es super sociable y en el parque juega con chicos y chicas. Nunca le hemos dicho que un juguete es para uno u otro género, no lo limitamos, y ellos no traen prejuicios preconcebidos.

  8. Sarah says:

    Los contaminados está claro que somos los adultos.
    Yo a mi niña le compro todo tipo de juguetes, he de decir que su única muñeca se la regaló una de sus tías, pero le encanta, igual que le encantan los bloques de madera para apilar, los puzzles, los balones y su moto. Y en la ropa igual, no le compro solo ropa de niña, si me parece que un pantalón de la línea de chico es bonito y le queda bien, se lo pongo sin problemas, tiene camisetas de superheroes (solo las tienen de chico, para las chicas las hacen de princesas o minie mouse), faldas de tul y zapatillas de correr.
    Quizá sea por que ya me conocen (yo también me pongo ropa de chico si me gusta y no dejo de tener un aspecto femenino por ello), o por que tengo carácter, pero nadie se ha atrevido nunca a decirme nada al respecto.

  9. Sonia says:

    Tengo dos niñas,a la mayor de6 años, le gustan todo tipo de juguetes..y cuando digo todo,es todo…en su habitación están Elsa y demás princesas, junto con su colección de dinosaurios,el camión, el campamento indio de los playmovil,spiderman y el capitán america..y una larga serie de juguetes de todo tipo…ella juega indiscriminadamente con todos…..cuando vienen las amiguitas ella es el principe y la otra la princesa..jajaja sin ningún problema..es más.,te diría que cualquier niño se muere por empujar un carrito de bebé… Que más da? Cuando ese niño sea mayor va a empujar el carrito de su propio hijo….vivimos en una sociedad con demasiados prejuicios..

  10. Muñecas infantiles realistas – Saquitodecanela says:

    […] Y cuando digo ambos me refiero a los dos. Si, fomentamos también que J juegue con muñecas porque estamos convencidos de que los juguetes, los colores y los niños no entienden de sexos. […]

  11. Qué pasa si juegan – Saquitodecanela says:

    […] a los niños yo os pido que reflexionéis sobre el tema y escuchemos que quieren realmente ya que los niños no entienden de diferencia de sexos. Y que no sea nuestros prejuicios los que marquen con qué jugar porque ¿Qué pasa si […]

  12. Casa de Muñecas Kidkraft – Saquitodecanela says:

    […] quiero insistir en esto de “para los dos” ya que como sabéis opino firmemente que los juguetes, los colores y los niños no entienden de sexos pero en este caso es que os casi os diría que J es que disfruta de esa casa de mulecas Kidkraft […]

  13. Taisa says:

    Pues yo estoy de acuerdo pero sólo en la parte de que pueden jugar con lo que quieran, que no hay cosas que tengan porqué estar vetadas, siempre he pensado igual. A mi de pequeña me costó un montón que me regalasen un coche teledirigido. Yo pensaba también antes que debía ser cultural, etc. Pero por otro lado, después de tener a mi hijo… Pues veo cierta tendencia en el y en sus amiguitos, y sintiéndolo mucho, salvo excepciones, la cabra tira al monte. Mi hijo tiene de todo, incluso un carrito de bebé que eligió el mismo con menos de dos años ya en el que pasea un muñeco (mío de cuando era pequeña, pero a veces le daba igual e iba sin muñeco), con 4 años aún lo hace. Y también tiene una cocina y cacharritos. Y es que desde muy pequeño, le he dejado elegir los juguetes, y hemos ido pidiendo en general cosas que fuesen acorde a sus gustos. Pero sin embargo, lo que más abunda en nuestra casa son los coches y todos sus accesorios… Si entra a una sala de juegos, y hay coches, es a donde va primero y la mayoría del tiempo, si va a una tienda de juguetes a elegir algo, el 90% de las veces va a salir con coches. En casa juega sobre todo con los coches. Y ahora ha empezado a decir que le gusta el fútbol y que quiere un balón… (Ni yo ni su padre somos para nada de fútbol, así que poca influencia tiene por nuestra parte). Muñecas no le he comprado ninguna para él, pero es que NO me lo ha pedido nunca, yo habría estado bien dispuesta a comprarle igual que le compré la cocina cuando vi que le gustaban… (Porque son juegos que me gustan a mí y que me resulta más fácil jugar con él, aunque también juego con el a los coches lo que haga falta, pero vamos que si me pide muñecas, cacharritos, casitas etc no dudo mucho en comprárselo!). Y no a su padre los coches no le gustan especialmente xD y respecto a contacto con otros niños, tiene 5 primas y un primo que ya está más a las videoconsolas. Pero grúas por el tendría 80… Un día íbamos con mi cuñada y se empeñó con una grúa… Y yo, pero hijo, ya tienes 3 y una es muy parecida, no quieres otra cosa mejor? Y no había forma! Y mi cuñada me dijo, pero a ver, no quieren las niñas 80 muñecas, aunque sean muy parecidas? (Y se les compran). Pues es normal que el quiera también otra grúa aunque tenga una…

Deja tu comentario

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies