Leches de crecimiento – Evento Ser Padres

Posted on
leches de crecimiento

Hace unos días tuve el placer de asistir en Madrid a un evento de blogueras organizado por la revista Ser Padres, pionera en el sector de las familias, para habar las leches de crecimiento. Lo sé, es un tema delicado.

Soy la primera en reconocer que, de primeras, este tipo de productos me generan una duda: ¿son realmente beneficiosas para los niños o un invento comercial?
No obstante el evento me parecía muy interesante ya que no se hablaba de una marca en concreto sino de la publicación del artículo Leches de crecimiento. ¿Qué pueden aportar en la alimentación del niño pequeño? en la prestigiosa revista científica Acta Pediátrica

Los encargados de presentar las conclusiones de dicho artículo fueron los doctores y autores Jaime Dalmau Serra (de la Unidad de Nutrición y Metabolopatías del Hospital Infantil La Fe de Valencia) y José Manuel Moreno Villares (de la Unidad de Nutrición Clínica del Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid y presidente del Comité de Nutrición de la Asociación Española de Pediatría) moderados por Leyre Artiz, directora de Ser Padres.

leches de crecimientoLeches de crecimiento – Evento Ser Padres

Las leches de crecimiento se recomiendan en la alimentación de niños de entre 1 y 3 años.

El objetivo es que la complementen en nutrientes esenciales (hierro, vitamina D, calcio) y en ácidos grasos poliinsaturados (como el Omega 3 DHA) y monoinsaturados, para que estos alcancen las dosis recomendadas en esta franja de edad.

Como seguro sabéis la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera la leche materna como el mejor alimento por debajo de los seis meses de vida. A partir de ahí, cuando comienza la alimentación complementaria, hay que vigilar que sea equilibrada como sugiere el estudio

Esto quiere decir que bebés y niños/as sanos/as hasta los 3 años deben consumir:

  • dos veces por día leche y/o lácteos
  • frutas, verduras y hortalizas diariamente
  • 3-4 dosis de pescado por semana

Otros de los aspectos resaltados en el informe es que deberían reducirse el consumo de proteínas en esta edad, ya que está “muy por encima de las recomendaciones”, según han constatado los investigadores del estudio.

Me llamó la atención los datos sobre la cantidad de proteínas animales que consumimos con la ingesta de carnes y pescados y lo poco que tenemos en cuenta, al menos en mi caso, la importancia de añadir las vegetales (legumbres, frutos secos o semillas) en los menús.

Volviendo a las leches de crecimiento la amplia oferta de leches de crecimiento supone una opción para que los niños obtengan las cantidades necesarias de ácidos grasos poliinsaturados, hierro y vitamina D, fundamentales en la alimentación de los más pequeños.

Estos no pueden lograrse de la leche de vaca tradicional, ya que ésta contiene poca cantidad de los citados elementos.

Me resultaron especialmente interesantes dos ideas:

  • Que sólo un tercio de las grasas que contienen las leches de crecimiento son grasas saturadas, frente al 70% de las grasas que tiene la leche de vaca.
  • Que las leches de crecimiento no tienen regulada su composición por ley (algo que sí ocurre con las leches de continuación y que los doctores hubieran preferido también para las primeras), aunque se parecen más a la leche de continuación que a la de vaca.

Y vosotros ¿sabíais todo esto? ¿Qué opináis sobre la leches de crecimiento?

 

Info de interés:

Leches de crecimiento. ¿Qué pueden aportar en la alimentación del niño pequeño?

Infografía

 

 

0 Comentarios

Deja tu comentario

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies