Bocaditos de mermeladas Bonne Maman

Posted on

Las tostaditas con mermeladas de las mañanas no me las quita nadie. En mi casa este desayuno es una rutina que todos hemos heredado de mi padre y no hay mañana que la cocina de casa de mis padres no huela a café recién hecho y pan tostado. ¡Es una maravilla!

Hay quien las prefiere acompañar con aceite pero yo soy más de mermeladas por eso cuando el otro día nos llegó a casa un calendario de adviento con 23 tarros de Bonne Maman por poco me muero.

He de confesaros que no tardé ni un segundo en abrir todas las ventanitas del 1 al 24 para ver qué sabores escondían estas mermeladas tradicionales francesas que quitan el sentido. ¿Os he contado alguna vez que la paciencia no es uno de mis mayores dones?

La verdad es que luego pensé en meterlos de nuevo y desayunar cada día una mermelada distinta pero el elemento sorpresa se había esfumado (sin comentarios 😉 ) así que pensé: ¿por qué no hago una receta en la que no sepa qué sabor me ha tocado? ….

Bocaditos de mermeladas Bonne Maman

Os resumo que la receta de mermeladas que os voy a enseñar está DELICIOSA pero además, si tenéis a algún amante de las mermeladas cerca, es un regalo-sorpresa que seguro le encanta.

 

INGREDIENTES 

  • Vuestras mermeladas favoritas.
  • Crema de queso.
  • Semillas (pipas, chia, sésamo…)
  • Hojaldre.
  • Huevo.

MODO DE HACER

Precalentar el horno a 210º sin ventilación.

Después, lo primero que tenéis que hacer es elegir que mermeladas vais a utilizar. Nosotros elegimos de frutos rojos, fresas, pera, frambuesas, melocotón y una de higo que, aunque todas están deliciosas, es la que más me ha gustado por ahora.

Una vez seleccionados los sabores tenéis que coger recipiente pequeño por cada uno de los sabores ya que vais a mezclar cada una con crema de queso para untar.

Lo bueno de estas mermeladas es que son como las que podemos hacer en casa con fruta y azúcar. No llevan ni colorantes, ni conservantes, ni ningún potenciador de sabor de ningún tipo, sólo ingredientes naturales. Por eso su sabor es tan especial y con el queso quedan igual de deliciosas sin necesidad de añadirle nada más.

No obstante, para darle un poco más de emoción, decidí añadir un puñadito de una mezcla de semillas. Están deliciosas y son buenísimas para la salud pero podéis prescindir de ellas totalmente. 😉

Os recomiendo que la mezcla no sea exhaustiva y dejéis los grumos naturales de las mermeladas aunque, si no os gusta encontraros trocitos de fruta, siempre podéis mezclarlas hasta conseguir una textura más fina y uniforme.

Bocaditos de mermeladas

Ahora toca hacer los bocaditos. Nosotros utilizamos un molde para mini magdalenas antiadherente. (os dejo el enlace al final del texto)
Es genial para que todos os salgan iguales y su uso es muy sencillo. Sólo tenéis que cortar un círculo de masa de hojaldre que cubra todo el fondo del mini molde. Os recomiendo que antes de cortar todo el hojaldre comprobéis que realmente sirve ese tamaño.

También tenéis que tener en cuenta que los de la base siempre van a ser más grandes que los que uséis para cubrir vuestros bocaditos.

Así colocaréis todas las bases en los moldes, añadís una cucharada de vuestra mezcla de mermeladas, queso y semillas y, con uno de los círculos pequeños de hojaldre cerráis y lo pintáis con un poco de huevo batido. Fácil ¿verdad?

Ahora sólo os queda poner vuestros bocaditos al horno unos 15 minutos ¡y listo!

Es una receta genial para hacer en familia porque los niños pueden colaborar en todo el proceso, excepto el horno claro. Ellos se lo pasan genial y para nosotros, que os voy a decir, es un tiempo que no tiene precio.

Como os decía también es una receta perfecta para regalar. Decidme que esos bocaditos en una caja mona no pueden quedar genial.  Y, como es una receta sorpresa, seguro que les sorprendéis por la originalidad de no saber qué sabor te puede tocar.

Además seguro que todos reconocéis los tarritos de las mermeladas Bonne Maman de toda la vida ¡son ideales! Podéis regalarlos o como nosotros, que no tenemos remedio, reutilizarlos. Ya estamos pensando en la manualidad que vamos a hacer con ellos cuando estén todos vacíos.

 

¿Y vosotros? ¿Sois de mermeladas o de aceite? ¡Espero que probéis nuestra receta y sobre todo que nos lo contéis!

Enlaces de interés:

 

 

0 Comentarios

Deja tu comentario

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies