Pastel de merluza ¡con varitas!

Posted on
pastel de merluza con varitas

El pastel de merluza es un básico en los menús de invierno para mis hijos. Aunque se sirve frío y es un plato muy socorrido durante todo el año, es en invierno cuando normalmente no contamos con mucho tiempo para cocinar, sobre todo entre semana. Por eso, este pastel es muy sencillo para hacer una tarde y comer al día siguiente o hacerlo en un rato a principio de la tarde para que esté listo para la hora de la cena.

Además todos sus ingredientes los podemos tener habitualmente por la nevera de casa a excepción, tal vez, de las gambas cocidas. En nuestro caso siempre solemos tener congeladas porque a los peques les gusta mucho y son muy socorridas, así como las varitas de merluza.

Solemos acompañarlo con una ensalada de lechuga, tomate y zanahoria, con un puré de patata, calabacín y acelgas o, por ejemplo, una crema de guisantes.

Pastel de merluza ¡con varitas!

INGREDIENTES 

  • 4 huevos
  • 400 g. varitas merluza empanada (En casa hemos usado estas)
  • 2 cucharadas de salsa de tomate casera
  • 1/2 vaso de nata para cocinar
  • Sal
  • Mantequilla
  • 250 gr. gambas cocidas
  • Tomate triturado natural

MODO DE HACER

Precalentamos el horno a 170º.

La base de este pastel de merluza como hemos dicho son las varitas de merluza así que lo primero que tenemos que hacer es descongelar las varitas totalmente. Si no lo hacemos así la receta tendrá exceso de agua y no puede quedar bien. Evidentemente cuanta más calidad tengan más posibilidad de que el pastel de merluza esté más bueno 🙂

Una vez descongeladas las trituramos, junto a la salsa de tomate y reservamos la mezcla.

En cuanto a la salsa de tomate lo mejor es que sea casera. Lo más sencillo es pelar y triturar un tomate calentarlo en la sartén con un poco de aceite, albahaca y una pizca de sal a fuego lento. Cuando esté cocinado apartamos, tamizamos y ya tenemos una salsa de tomate casera fantástica 😉 Si queréis no hace falta que esté completamente fría para añadirla a las varitas de merluza pero desde luego nunca lo haremos si la salsa está muy caliente.

Seguimos la receta poniendo en otro bol los huevos y las gambas cocidas peladas y lo trituramos bien todo. Después, ayudándonos de una varilla mezcladora de mano o similar -un tenedor también nos serviría-  vamos añadiendo poco a poco la nata y, cuando tenga una textura homogénea, las varitas y la salsa de tomate.

 

Ahora sólo nos queda verter la mezcla en un molde previamente untado con un poco de mantequilla y meterlo en el horno unos 20 minutos. El truco para que quede tierno es que en la bandeja del horno pongáis un poco de agua de manera que se cocine al baño maría. Otro truco es tapar el molde con un poco de papel de horno sin presionar, es decir, puesto encima. Así el aire circulará y se cocinará pero sin resecar la parte de arriba.

Pasado el tiempo pinchamos con cuidado y comprobamos si se ha hecho, si no es así dejamos unos minutos más. Como hay muchos elementos que hacen que el tiempo no sea exacto os recomiendo que a partir del cuarto de hora vayáis comprobando si ya está hecho.

No es obligatorio pero nosotros reservamos varitas de pescado de otro paquete para adornar nuestro pastel de merluza. Pusimos en la base las varitas rectangulares y dos de forma de estrella en los extremos – lo podéis apreciar en las fotos- y queda de maravilla 🙂 También podéis recubrirlo de mayonesa pero sólo os lo recomiendo si sabéis que os lo vais a comer el mismo día.

Y hasta aquí nuestro pastel de merluza ¡Espero que os guste!

0 Comentarios

Deja tu comentario

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies