Plástico mágico ¿cómo molas tanto?

Plástico mágico, ¿pero eso qué es?

La primera vez que leí sobre el plástico mágico me pareció eso: magia. Un plástico sobre el que podemos pintar y que al calentarlo disminuye de tamaño y aumenta su grosor haciéndolo más sólido y compacto.

Esto, que a mi me parecía una maravilla de la tecnología, lo llevan utilizando décadas en algunos países sobre todo para manualidades o para bisutería. Así con el plástico mágico podéis hacer llaveros, imanes, posavasos, horquillas… o collares tan bonitos como el que hicimos nosotros 😉

¡Ah! Y por muy poco dinero.

plástico mágicoplástico mágico

Plástico mágico ¿cómo molas tanto?

El plástico mágico se compra en láminas tipo folio y por colores. Amarillo, rosa, azul, morado, negro… ¡incluso transparente! Nosotros los conseguimos en “Con idea de…” (https://conideade.com/) y la verdad es que para ser la primera vez estoy muy orgullosa del resultado.

Como dicen en su web “todos los formatos se pueden pintar con lápices, menos el transparente que se puede pintar con rotuladores permanentes, tintas con alcohol o sello siempre que la pintura sea adecuada”, pero ojo ¡no con ceras!

Nosotros utilizamos hojas de colores azul, rosa, verde y amarillo pastel para hacer elementos veraniegos (un ancla, una piña, un flamenco y un loro que finalmente no usamos) que coloreamos con rotuladores normales de los niños y repasamos con permanente negro para siluetear el dibujo.

Además, para darle un toque más chic, le añadimos pequeños pompones de hilo de los mismos colores. ¿Os gusta el resultado?

plástico mágico

Plástico mágico, algunos consejos.

Lo primero que tenéis que tener en cuenta es que las hojas tienen dos texturas, una lisa y una rugosa. Debéis dibujar siempre sobre la cara rugosa a excepción del plástico transparente que no tiene parte rugosa.

A la hora de elegir con qué pintar tenéis que tener en cuenta que al encoger, los colores se intensificarán. En el caso de elegir rotuladores como nosotros podéis jugar con los degradados arrastrando la pintura con los dedos nada más pintarlo.

Si os fijáis en el flamenco de la foto de arriba veréis que intenté darle sombra para que no fuera plano. La verdad es que a mi me gusta el resultado pero seguro que con un poco más de práctica lo hago mejor.

No obstante si lo hacéis con lápices el resultado será menos intenso pero debéis tener en cuenta que si la hoja es de color siempre se verá.

plástico mágico

Una ventaja enormes es que podéis pintar a mano alzada o usar plantillas ya que las hojas son semi transparentes.

Para recortarlas sólo necesitareis unas tijeras.

En nuestro caso como hicimos un único dibujo por hoja no hizo falta pero si hacéis varios en la web recomiendan “deja un margen de 2,5-3 mm y no cortes formas complicadas que puedan estropear tu figura al encoger”.

Nosotros nos inspiramos en dibujos que encontramos por interrnet y no eran excesivamente complicadas a excepción del flamenco que tenía partes muy finitas.

En el siguiente  vídeo podéis ver cómo se encogen ¡a que parece magia! Está puesto a cámara rápida pero sólo fueron 2 minutos.

¿Cómo hornear el plástico mágico?

  • Precalentar el horno a 175º
  • No todos los hornos son iguales así que no perdáis de vista vuestras obras de arte durante el proceso.
  • Usar papel de aluminio o de horno.
  • Si al hacerse pequeño lo sacamos y sigue siendo flexible es que aún necesita más tiempo. Aun así, si queréis moldearlo ese será el momento.
  • Como veréis es normal que las figuras se retuerzan durante el proceso.
  • Ojo que si son piezas muy grandes se pueden pegar entre ellas.
  • Si salen burbujas es que no hay temperatura suficiente, podéis volver a hornearlo pero tened en cuenta que tardará más.
  • Tenéis que hacer cualquier orificio para colgar antes de meterlos en el horno, luego será casi imposible.
  • Cuando lo saquéis del horno es recomendable ponerles peso firme mientras se enfrían para que queden perfectas.

plástico mágico

¡Y hecho! Ya tenemos nuestra obra con plástico mágico acabada!

“Una buena idea para proteger las creaciones es aplicar barniz sobre ellas, esto te servirá para protegerlas de roces y realzar los colores”, aunque nosotros no lo hemos probado.

Si necesitáis pegarlas en algún sitio podéis usar pegamento para manualidades o adhesivo de doble cara.

Bueno ¿qué os parece? Nosotros nos estamos plenamente viciados a este plástico mágico.

Enlaces de interés:

Tienda de material para manualidades

Comentarios

  1. Marta | La agenda de mamá

    Pero esto sigue existiendo? Qué emoción!! Yo lo descubrí cuando era niña porque una conocida marca de yogures los regalaba en forma de llavero! No sabía que aún se podía conseguir. Compraré sin duda porque me parece genial para una tarde de manualidades con los peques 🙂
    Gracias!

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *