Aprender los números jugando al sambori

Posted on

El otro día jugando con J a pintar me demostró (sin saberlo) que reconocía los número 1, 2 y 3 a la perfección. Me emocioné de tal manera que escribí hasta el número 10 para ver hasta dónde era capaz de reconocer. Los tres primeros sin problemas, de hecho, le han enseñado mediante canciones cómo se dibujan.

Es muy divertido observar cómo se concentra para conseguir un trazo casi perfecto.
Pero lo mejor de todo es, una vez acabada la obra de arte, ver como levanta su cabeza y encuentra mi mirada buscando la merecida ovación.
Como os podéis imaginar soy la mayor fan de mi hijo y los aplausos deben oírse sin problemas 2km a la redonda. 😉

Bueno, la cosa es andaba yo tan enfrascada en enseñarle a J los números que se empezó a aburrir.
– “Mamá, vamos a la calle”.
– “No hijo, espera vamos a dibujar el número cuatro…”
– “Pooooorrrrrfaaaaa”, insistió. Entonces lo ví claro.

Cogimos las tizas de colores y salimos a la calle dispuestos a buscar dos piedras para jugar. Mientras dibujaba en el suelo las casillas J no paraba de preguntarme -“¿Qué vamos a hacer?…” – Mi emoción era máxima.

Qué deciros que a sus casi tres años no jugó al sambori ni a nada parecido. Saltaba de número en número, corría de arriba a abajo cantando, cogía las tizas y “mejoraba” mi dibujo… Pero no importa ya que cuando entramos en casa cansados de tanto jugar se sentó en el sofá, recuperó el dibujo que habíamos hecho una hora antes y me dijo: “Mira mamá el número cuatro”.
rayuela

  • Compártelo

0 Comentarios

Deja tu comentario

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies