Baño con pintura fluorescente o como pasárselo pipa

Posted on

Un baño de pintura fluorescente es, desde hace unos días, nuestro nuevo comodín para tener a los niños un buen rato entretenidos. Eso sí cuidado porque crea adicción.

Cuando les dijimos a los niños que teníamos una sorpresa mientras le poníamos el bañador un domingo a la hora del baño no entendían nada. Sobre todo J que no paraba de preguntar si nos íbamos a la piscina.

Además cuando entró al baño y no vio nada diferente nos entró un ataque de risa mientras él preguntaba “¿a la bañera mamá?” con un tono totalmente exagerado y dando a entender que estábamos locos si pensábamos que eso era una sorpresa. Pero… cuando nos quedamos a oscuras y encendimos la luz negra todo cambió

Los bañadores, los juguetes de la bañera, nuestros dientes ¡Todo tiene luz mamá! gritaba J alucinado mientras Jimena, ya sentada, miraba con cara de asombro a su hermano intentando quitarle el bañador.

Además, pronto ella también se dio cuenta de que su bañador brillaba y metía pudorosa la mano en el agua como si algo fuera a suceder.

La verdad es que para ellos esa situación ya era muy emocionante pero la sorpresa no había hecho más que empezar.

Luz negra y pintura fluorescente

Baño con pintura fluorescente

Para que pintaran busqué por internet temperas fluorescentes y la oferta es más que amplia lo único es que los botes me parecían muy grandes y para comprar 4 colores me tenía que gastar unos 15-20€ y como aún no lo había probado me parecía un precio elevado.

Así que busqué por internet y encontré este pack de temperas líquida fosforescente marca Jovi con 4 botes (rosa, verde, amarillo y naranja) de 55ml.

Fue todo un acierto ya que estos son más económicos y tienen un tamaño perfecto para que pinten por los menos 5 veces.Luz negra y pintura fluorescente

Tengo que advertiros de que hay que estar, como siempre, muy pendientes de los niños ya que la pintura no es comestible. Evidentemente no es tóxica pero así como hay otro tipo de pinturas en el mercado que no pasa nada si la ingieren esta no lo es.

Además, no debéis olvidar que es una actividad donde la electricidad (luz negra) y el agua son protagonistas así que hay que tener mucho mucho cuidado y cualquier precaución será poca.

Luz negra y pintura fluorescente
Como veis los dos disfrutaron de lo lindo y nos tocó añadir un par de veces un poco de agua caliente, pese a que en el baño estábamos a una temperatura perfecta, para que no se enfriara demasiado.

Hubo un par de quejas cuando encendimos la luz y les dijimos que ya tocaba bañarse normal porque había que cenar pero les prometimos que volveríamos a hacerlo pronto a lo que J contestó “Vale pero vosotros también” así que quien sabe… igual me entretengo un rato pintando en la bañera en un baño con pintura fluorescente relajante. 😉

Luz negra y pintura fluorescente
¡Ah! Por cierto, como se trata de temperas al agua cuando acabéis quedarán cero rastros de las obras de arte en segundos al echarles agua por encima. 😉

¿Quien se anima a darse un baño con pintura fluorescente con los peques?

Enlaces de interés:

  • Compártelo

3 Comentarios

  1. Nos bañamos en casa con Hipo pedal de Tomy | Saquitodecanela says:

    […] la hora del baño jugamos, cantamos, leemos cuentos, experimentamos cualquier cosa les vale con tal de estar “5 minutitos más porfa” …  y es que […]

  2. amordebatmami says:

    Qué chulaaaada! Tengo que probarlo ya!

  3. Jabones naturales para jugar – Saquitodecanela says:

    […] diré además que la experiencia es maravillosa. A nosotros nos encanta el rato del baño y para la ocasión llenamos la bañera partimos un trocito para generar espuma y luego repartimos […]

Deja tu comentario

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies