Bulos de WhatsApp o cómo seguir al tonto

Posted on
bulos de WhatsApp

Que los bulos de WhatsApp están a la orden del día es algo que no necesita presentación.

En el grupo de familia, el colegio, la guardería, las amigas, las vecinas, el taller de macramé… da igual. La cuestión es que de repente alguien hace saltar la alarma y dice algo así como: “Chicas no sé si es verdad pero por si acaso os lo envío..” o “Cuidado con esto”…

Muy probablemente a continuación irá algo así como “me lo ha enviado Pepita que le ha pasado a su prima” o “me lo ha enviado Manolita que su vecino es policía”, etc…

¿Os suena?

Pues bien, ayer me llegó en cuestión de minutos el siguiente audio a tres grupos distintos de WhatsApp.

Por si no lo podéis oír os resumo: Una madre le envía un audio de WhatsApp a un amiga explicándole que ayer intentaron secuestrar a su hijo pequeño en un parque, que tenga cuidado y que corra la voz a todos aquellos que conozca con niños por la zona.

En el audio da pelos y señales de la zona, la descripción del sitio donde ocurrió, la del agresor e incluso cita el nombre de su hijo.

Sinceramente para mí, lo único que resulta algo sospechoso en toda la historia en un principio es la tranquilidad con la que la supuesta madre de un casi niño secuestrado cuenta la anécdota.

No sé vosotras pero yo me entero de que alguien casi consigue secuestrar a mi hijo y os aseguro que mi voz no sería esa. De hecho creo que no tendría voz en varios meses del susto.

Pero sigamos.

bulos de WhatsApp

Bulos de WhatsApp o cómo seguir al tonto

Como os podéis imaginar el final de la historia era que estábamos ante un claro ejemplo de bulo de Whatsapp y que el único fin real del audio era sembrar el pánico colectivo.

Como madre, como experta en medios de comunicación y como persona incrédula he de confesaros que yo nunca me trago estas cosas pero ayer me preocupé.

Nosotros vivimos en la zona, lo enviaba gente de la zona e incluso en uno de los grupos aseguraban que había sido en un parque que hay muy cerca de casa y que lo había enviado el mismísimo concejal de no se qué.

Evidentemente ya puedo creerme la más lista del planeta que algo así tengo que darle como mínimo el derecho de la duda. Pero eso es todo. La duda.

En ningún momento se me ocurrió difundir el mensaje ¿sabéis qué hice? Ponerme en contacto con la policía.

Mandé un tweet a la cuenta oficial de la policía e inmediatamente se pusieron en contacto conmigo para decirme que no tenían constancia y que por favor les mandara el audio.

Yo lo hice encantada pero como no me quedé tranquila (puede ser que no les haya llegado aún, pensé) llamé a la Comisaría de la Policía Nacional de mi pueblo. Efectivamente se trataba de un bulo.

bulos de WhatsApp

 

Bulos de WhatsApp ¿por qué no seguir al tonto?

Decirle tonto a la mente privilegiada que comienza un bulo así es ser más que educada pero creo que hay muchísimas razones para que en el caso de que nos encontremos ante un bulo similar lo frenemos en seco.

Estas personas juegan con nuestros miedos, nuestro corazón y nuestra incredulidad y lo seguirán haciendo hasta que les dejemos.

Y digo corazón porque hay muchos otros bulos que instan a ayudar a niños enfermos con ayudas económicas, donaciones de sangre etc…

Entonces ¿qué hacer ante un bulo?

  1. Pregunta a una fuente oficial: Tan sólo ellos pueden dar información 100% fiable.
  2. Busca en medios de comunicación o portales webs oficiales: Es posible que algún medio ya haya recogido la noticia falsa así que pon el enunciado tal cual en Google y probablemente esté reflejado.
  3. NO LO REENVÍES “POR SI ACASO”.

Lamentablemente si algo así ocurriera todos nos enteraríamos de una u otra manera. El intento de un secuestro de un menor es algo muy grave y no podemos tomarnos a la ligera el propagar este tipo de rumores,

Primero porque lo único que hacemos es generar miedo, alimentar comportamientos racistas (en el audio dicen que el sospechoso tiene rasgos árabes) y ayudar a que el tonto cumpla su objetivo.

De hecho todos deberíamos tener cuidado sobre el uso que hacemos de Whastapp y sobre lo que enviamos.

Ejemplo de ello es la noticia que leímos hace unos días sobre una condena a una mujer por mandar un vídeo de pornografía infantil a un grupo de madres.

En este caso los responsables se encontraron pero el video se hizo viral ¡¡¡viral!!!!

Por favor no sigáis al tonto. Acabemos con los bulos de WhatsApp.

  • Compártelo

1 Comentarios

  1. Marta Capella says:

    Justo ese audio me llegó hace cosa de un mes a través del grupo de clase del cole de mi hija, yo es que tengo por costumbre dudar de que sean ciertos y lo que primero pienso es que son bulos, y lo compruebo o al menos investigo y un poco…pero otras madres se lo creyeron por aquello de que era en una población cercana, e incluso una que les puso que debía ser un bulo porque no había ninguna noticia en el periódico ni tampoco ningún aviso de la policía le llegaron a decir que era no era un bulo que era cierto por una amiga de una amiga conocía a la persona del audio, lo típico la gente a veces es un poco histérica y con estas cosas se lo cree y les entra el pánico cegador de no comprobarlo al menos como hice yo o has hecho tú. En fin cansadita de los bulos de WhatsApp. Besitos y gracias por tu post a ver si la gente antes de compartir y hacerlo viral aprende a comprobar si es cierta o no la información.

Deja tu comentario

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies