Síntomas del instinto maternal perenne

Posted on

Tengo instinto maternal perenne doctor. Desde bien pequeña los adultos que me rodeaban siempre comentaban lo bien que se me daban los niños. Montaba teatrillos con los amigos de la urbanización, me encargaba de los más pequeños en cualquier ocasión, cuidaba a los hijos de amigos de mis padres…

Esta afición, muy alabada entonces, se traducía años después en una brillante capacidad para organizar cualquier tipo de sarao (mi profesión frustrada siempre ha sido dedicarme profesionalmente a organizar fiestas) y en un fuerte instinto maternal.

Eso de organizar eventos lo tengo controlado y disfruto siempre que puedo de esta afición pero lo del instinto materno, !Ay doctor! eso es una enfermedad.

Tengo dos niños increibles y espero firmemente poder tener un tercero hijo si la vida me lo permite pero oigan ¿Esto de babear cada vez que veo un bebé se acaba en alguna ocasión?muselinas y gasas algodón

Síntomas del instinto maternal perenne

A continuación os enumero mis síntomas para que comprobéis si también sufrís de Instinto maternal perenne:

1.- Síntoma del carrito de bebé
Cada vez que os cruzáis con un carrito de bebé no podéis evitar desviar vuestra atención hacia éste y dibujar una sonrisa tontorrona en la cara.

Además si, tras la sonrisa, soltáis la típica frasecita en voz alta de “Oooohhhh mira que chiquitito” acompañada, evidentemente, de una mirada cómplice a los orgullosos papás de la criatura y preguntáis ¿Qué tiempo tiene? Tenéis la primera papeleta ganada para padecer esta enfermedad.

2.- Síntoma del nombre grupal.
Y no, no me refiero a que vayáis a montar un grupo de música sino que si ahora mismo os preguntara que nombre le pondríais a un futuro hijo vosotras lo tendríais clarísimo.

Es más, tenéis un listado en orden de preferencia de dos o mas nombres. Quién sabe ¿Y si se presenta un embarazo de quintillizos? Hay que estar preparados.

muselinas y gasas algodón3

3.- Síntoma del retraso.
No apuntaste la fecha de tu último periodo mestrual, tu pareja tiene hecha la vasectomia, tienes un DIU hormonal PERO tienes un retraso de un día y… ¡Ay y si estuviera embarazada! Tres horas después te baja y te ríes, aunque por unos segundos te habías hecho a la idea, habías reorganizado la casa mentalmente e incluso, hecho cuentas de qué costaría cambiar de coche.

4.- Síntoma de la ropa bonita
Da igual que hayas salido de casa a comprar cebollas y tornillos… Como pases por delante de la sección de moda para bebés y te sobre un poco de tiempo estás perdida.

“Me encanta ese vestido, yo se lo pondría con leotardos caladitos. Ay sí y unos patucos pero …” Señora pero si a su hija no le cabe ahí ya ni una mano..Da igual ¡Iba a estar de guapa mi niña!

5.-Síntoma del anhelo
Este es el peor de todos y el que realmente me tiene preocupada. Ves que los años pasan, que la situación económica no mejora, que tus hijos crecen… Cada vez el sueño de ampliar la familia queda mas lejos pero tu te aferras a tu aún vientre fértil y a la idea maravillosa que algún día ampliarás la familia porque no quieres pasarte el resto de la vida diciendo “yo quería otro hijo”.

Yo siento a ese tercer hijo dormido en mi imaginario y me enternezco de tal manera pensando en que deseo más que nada en este mundo llegue un día que, o hago post así tomándomelo con humor, o voy a enloquecer de pena.

Y vosotras ¿Tenéis instinto maternal perenne?

  • Compártelo

21 Comentarios

  1. Marialu says:

    No, hija no… Yo no tengo de eso

    1. Clara Castro Quesada says:

      ja ja ja ja Bueno no todo el mundo lo sufre 🙂

  2. Patricia says:

    Me he sentido totalmente identificada con tooodo lo q has escrito. Yo ya he tenido a mi tercer hijo, que como bien explicas era “anhelado”. Y he de confesarte que esas ganas de ampliar la familia no se han apagado. Así que ya he decidido, muy a mi pesar, que aquí nos plantamos y ahora voy a disfrutar de los hijos que tengo. Y gracias por diagnosticareme, yo me consideraba ” niñera” a secas

    1. Clara Castro Quesada says:

      Te entiendo Patricia. No sé por qué yo tengo la idea que después del tercero el instinto se apagará pero igual vivo en la ignorancia …

  3. Rosa says:

    Lo tengo…. Pero el mas fuerte y concluye te es el número 5.
    Llevo muchos años en paro (bueno, con micro trabajos temporales en invierno que sólo sirven para parchear… Yo que llegue a cobrar 1800 limpios, si llego a 700 tiro cohetes).
    Siempre quise familia numerosa, cuatro estaba bien, pero en dos creo que me quedo, muy a mi pesar…. El otro día pensaba en anticonceptivos mas duraderos, pero se me encoge el alma sólo de pensarlo…. ¿Y si en 6 meses me toca un euro millón (imposible, no jiego) y puedo?
    También decir que con 40.el tiempo no juega a mi favor.
    Necesito trabajo que admita madres con urgencia….. creo que tengo las mis. As opciones que con el euromillon.

    1. Clara Castro Quesada says:

      Si, lamentablemente creo que vas a tener que esperar al euromillón eso si ¡Juega! 🙂

  4. Nosoyunadramamama says:

    No se pasa jamás!!!! Yo nací con instinto maternal y moriré con él, tengo ya tres niños (el peque tiene solo 9 meses) y me gustaría ya tener el cuarto!!!jajaja… Yo pensé que este instinto se me iba a pasar cuando tuviera tres hijos, que era los que quería…pero no!!!! Así que, si fuera rica, tendría 6 hijos!!!

    1. Clara Castro Quesada says:

      Luego dicen que la población española se hace vieja ¡Que nos dieran recursos a los que padecemos esta enfermedad! Se iba a acabar el problema 😉

  5. Paula Ramón Pratdesaba says:

    Buenas!! Me veo totalmente identificada, sobre todo en lo de girarme cada vez que pasa por mi lado un carrito, ja ja.
    Yo hace un año que tuve mi tercer hijo, muy esperado por cierto, y aún se me pasa por la cabeza tener un cuarto!!, pero ya con 41 años mejor me quedo con tres, que la paciencia ya no es la misma.
    Pero pienso que el instinto maternal lo llevamos siempre, y siempre desearemos un bebé más en casa, pero chicas hay que dar gracias de los hijos que Dios nos da y disfrutarlos un montón.
    Que crecen muy rápido!!!!

    1. Clara Castro Quesada says:

      Ya he visto que el tener otro no es el remedio pero seguro que aumenta la felicidad ja ja ja ja

  6. flor says:

    Jajajaaj yo lo tengo!! Me ha encantado el post!
    Siempree he tenido el instinto maternal a topee!!
    Tengo un niño de tres y medio y una niña de un año y medio y no hay día que no sueñe c el tercero….es una enfermedad siii ajaaa mi marido si fuera x el se planta…pero yo se que otro hijo voy a tener..y ya se lo he dicho con o sin él. 😉 kekke

    1. Clara Castro Quesada says:

      Ja ja ja ja Yo también he “amenazado” a mi marido 😉 ¡Lo conseguiremos!

  7. johanna arco says:

    A mi no me pasa…

    1. Clara Castro Quesada says:

      ¡Qué alegría! 🙂

  8. Nueva colección de Zippy – Saquitodecanela says:

    […] bien, no sé si es por mi instinto maternal perenne, pero la línea que para mi destaca sobre todas y me vuelve loca es la de los más pequeños. Sólo […]

  9. Rosa says:

    Situación econimica, edad… Ya tengo dos, pero me resisto a deshacerme de la ropa premama… Me da la sensación de que el día que de esos vaqueros…. será el fin. Lo hemos hablado, queremos pero no se puede… Es inviable, pero….. Ains…. Como me gustaría un tercero.

  10. Raquel says:

    Identificada totalmente.
    Tengo dos hijos y la imposibilidad de tener más tras dos cesáreas.
    La pequeña tiene 5 años y hay veces que pregunto…cuando dejaste de ser un bebé?
    Una pena inmensa verlos crecer tan rápido,el mayor ya con 12 años vuela solo y no puedo remediar sentir esa cosilla que te da que no te necesiten tanto.
    Es ley de vida!!

    1. Clara Castro Quesada says:

      ¿Por qué imposible? Yo también tengo dos cesáreas y no descarto el tercero

      1. Raquel says:

        A mi no me lo recomendaron y en ese momento tomé una decisión irreparable.

  11. Katy Segovia says:

    ¡Pero que loco!
    Yo me siento muy identificada y eso que tengo veinte años, además de que en mi vida he tenido hijos.
    Desde muy chiquita me han gustado los niños, mi madre que es una mujer ocupada me dejaba a cuidar de mis hermanos y básicamente quien los ha educado he sido yo (En serio, sin exagerar) Solo me faltaba amamantarlos pero ahora que pasé por un aborto, salí adelante gracias a terapia y pude hacer mi vida otra vez junto con mi mejor amigo ¡Que ahora es mi novio!
    Como le bombardeo diariamente con mi deseo de ser mamá o dedicarme a los niños siendo maestra o pediatra, hasta les tengo nombres, ropita y demás… Imaginen como me puse cuando supe que mi novio se haría la vasectomía, no, yo sentí que el corazón se me destrozaba. En serio necesito que pare este fuerte deseo de por fin tener un niñito que me diga mamá ¡A mi! y no tenga que devolverlo a los brazos de su madre, al menos que se detenga por ahora que estoy muy chica para una gran responsabilidad.

    1. Clara Castro Quesada says:

      Querida Katy, eres muy joven y tienes mucha vida por delante. Te animo a que seas madre si es lo que realmente quieres pero no tengas prisa. Te mando un abrazo enorme.

Deja tu comentario

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies