Gatitos con garantías, la historia de Happy

Posted on
Inicio >> Vida en familia >> Gatitos con garantías, la historia de Happy
gatitos con garantías

Tener mascotas en casa es una decisión familiar muy importante y que siempre debería tomarse sopesando bien la situación ya que es un cambio que exige de la responsabilidad, paciencia y tiempo de todos los miembros de la familia.

Eso si, una vez tomada la decisión, es igual o más importante que consigamos que nuestras nuevas mascotas lleguen a casa con todas las garantías.

Os voy a contar una historia muy triste que le pasó a mi hermana y que nos ha enseñado la importancia de asegurarnos muy bien la procedencia de los animales.

gatitos con garantías

 

Gatitos con garantías, la historia de Happy

Hace unos meses mi hermana pequeña decidió adoptar un gatito y fue a buscarlo a la colonia felina del Campus de Burjassot – Paterna que los recoge, los trata para luego gestionar la adopción con garantías. O al menos eso decían.

Tras buscar mucho por varias webs decidió confiar en esta asociación ya que no sólo tenía buena pinta sino estaba bajo el paraguas de la Universidad de Valencia, así que eso también le dio más confianza.

Y sí, esto es una garantía ya que hasta la propia url de la web pertenece a la universidad.

Para la adopción la asociación le hizo cumplimentar un formulario extensísimo, visitaron su casa para comprobar que reunía las condiciones necesarias para atender al gato, le mandaron un listado de todo lo que tenía que comprar antes de que llegara…

En resumen: todo parecía serio y con garantías. Así llegó Happy a casa, el gatito más bonito y bueno del mundo.

gatitos con garantías

Se supone que Happy era un gatito de 8 meses al que habían dejado en la asociación unos chicos después de encontrárselo en la calle.

A mi hermana le costó un montón que el gato se adaptara a la casa y a ella, que se acercara, que confiara en ella y, sobre todo, que le dejara acariciarlo pero lo consiguió.

Poco a poco se hicieron amigos y al final ambos estaban felices ¡se habían encontrado!

La enfermedad y las mentiras

Happy empezó a comportase raro un viernes cuando llevaba unas 3 semanas en casa de mi hermana. De repente empezó a estar todo el día dormido, cada vez comía menos….

Ese día mi hermana habló con la responsable de la asociación que le decía que era un proceso totalmente normal y que se debería al cambio. Y, esto es lo inquietante, que no le llevara al veterinario porque no era nada.

No obstante, el domingo Happy tenía fiebre, ya no comía, y apenas bebía, estaba muy apagado así que mi hermana no se lo pensó dos veces y llamó a la veterinaria de urgencia de una clínica cercana.

gatitos con garantías

Los errores de la adopción

De la adopción, el primer error que cometió mi hermana fue recibir el gato sin la cartilla de vacunación y no llevarlo a una clínica veterinaria para que le hicieran una revisión completa.

En su caso, probablemente, hubieran descubierto que el gato que acababa de adoptar no tenía 8 meses como le habían dicho sino más del doble y que los análisis en coronavirus eran positivos.

Happy tenía Peritonitis Infecciosa Felina (PIF) y con mutación genética.

Podéis saber más de la PIF, muy bien explicada, en la Plataforma Gatera, aquí pero os resumiré que es una enfermedad común en gatos que conviven en grandes comunidades y que se puede paliar su extensión siguiendo unas medidas básicas de higiene.

El segundo error de mi hermana fue fiarse de la palabra de la responsable de la asociación que no era veterinaria.

Según la clínica veterinaria Happy ya llegó muy malito a su nuevo hogar. Los síntomas que presentaban no eran de los “cambios de hogar” sino de su enfermedad.

De hecho, el responsable de laboratorio repitió dos veces el análisis de la muestra de sangre de Happy porque nunca había visto dos mutaciones en el mismo gato.

Es decir que o bien la responsable de la asociación no tenía ni idea o, sabiéndolo, tuvo la crueldad de no avisar a mi hermana.

gatitos con garantías

Con esto no quiero decir que no se adopten animales pero después de la experiencia, en nuestro caso, vamos a buscar gatitos con garantías, os lo puedo asegurar.

Happy tuvo la enorme suerte de cruzarse con mi hermana quien se encargó de darle todo lo necesario (cuidados y todo el amor del mundo) hasta que los veterinarios no pudieron hacer nada por él.

Pagó en dos semanas más de 600€ para que estuviera lo mejor atendido, le visitaba dos veces al día y estaba en comunicación directa con la clínica pero no os voy a negar que para ella fue un proceso muy doloroso.

Así que si os planteáis tener un gato de mascota, leed este texto de Blog Ocico sobre las mejores razas de gatos para niños y elegir en función de sus características y de la edad de vuestras hijas e hijos. Pero, sobre todo, confiar sólo en sitios con garantías.

Además si tenéis experiencias tan nefastas como la nuestra denunciad para que a otras familias no les pase lo mismo.

 

Modificado (febrero 2018) Hay varias personas que están dejando comentarios extensísimos en este post hablando de mi “poca vergüenza”, “crueldad”, “segundas intenciones”, etc y amenazándome con frases como que “varias asociaciones animalistas están muy molestas con tus comentarios”.

Aclarar varios puntos:

  • Lamento si este post le hace daño a la asociación pero esa fue nuestra experiencia. ¿La única mala en toda la historia de esa asociación? Vaya suerte tuvimos (repito que hasta 3 personas me escribieron diciendo que les había pasado algo similar)
  • Los 600€ no fue por las pruebas para el PIF sino por todos los gastos que supuso tener al gato una semana ingresado hasta que finalmente hubo que sacrificarlo.
  • Si una asociación está en los terrenos de una universidad e incluso su web empieza por https://www.uv.es/ lo lamento pero está bajo el amparo de la misma.
  • No me gusta moderar comentarios pero tampoco que me llamen mentirosa así que como esto es un blog personal seguiré moderando aquellos comentarios que me parezca. Porque lo que cuento pasó tal y como lo describo.
  • Hasta la propia asociación lo reconoció. Podéis escribirles a ellos también.

 

¿Te ha gustado el post? ¡Valóralo!
  • Compártelo

23 Comentarios

  1. Cristina says:

    Siento mucho lo que le ha sucedido a tu hermana. Pero debes tener en cuenta que un gato de raza no va a a significar que el gato va a estar sano, porque por desgracia los llamados criadores no tienen control ninguna en la mayoría de los casos. Porque un animal te cueste más de lo que tu hermana se ha gastado en Veterinario, significa que va a ser un gato sano. Hasta que esté país no se vuelva respetable con nuestras mascotas y tenga unas leyes decentes para la cría y la responsabilidad para y con los animales, el comercio con ellos da vergüenza. Dale un abrazo de mi parte a tu hermana, la pérdida de un ser querido conlleva su luto.

    1. Clara Castro Quesada says:

      Entiendo lo que dices Cristina pero creo que hay asociaciones más serias que otras. Después de este post me han llegado 3 mails de personas que ya han denunciado a esta asociación.

  2. aitana says:

    Hola, soy Aitana y lamento mucho lo que os ha pasado con este gatito. Es una verdadera lástima lo que le ha pasado a Happy.

    Yo colaboro con varias asocaciaciones felinas de la comunidad valenciana y debo reconocer que hacen una labor magnifica sacando gatos de la calle y proporcionandoles un lugar seguro donde vivir, y a veces si tiene suerte hasta acaban en un buen hogar. Estas asociaciones sin ánimo de lucro están formadas por voluntari@s que ponen su dinero y su tiempo al servicio de estos pequeños para evitar que acaben en algunas de las muchas instituciones privadas donde su final es la eutanasia.

    He investigado un poco sobre lo que comentas y creo que es una irresponsabilidad acusar a una asociación como estas de dar un gato a sabiendas de que va a tener un final así, ya que no tiene ninguna lógica, porque no sacarian ningún beneficio de una situación así…. puesto que la mayoría dan en adopción gatos de forma gratuita.

    Como bien has dicho, muchos expertos creen que el PIF es una enfermedad provocada por una mutación del coronavirus entérico felino (CVEF), aunque esto no se ha probado del todo aun. pero parece ser que esa mutación se da en 1 de cada 5000 casos de coronavirus y esta cifra se reduce aun más cuanto más edad tiene el gato. Es decir la probabilidad de esa mutación es bastante baja y además los síntomas son inespecificos y a veces son inexistentes por lo que la mayoria de las veces es imposible saber si un gato esta infectado de coronavirus, a no ser que se le haga un análisis, y ese análisis tampoco revelaria el PIF, sino solo el coronavirus, ya que como he comentado , el PIF es una mutación que puede darse o no.

    Es decir, la única forma de saber si un gato tiene PIF es cuando ya tiene PIF, y nunca antes, por lo que es imposible que haya habido intencionalidad en esa adopción. Puede que haya habido desconcimiento de que tuviera coronavirus y es lógico, ya que a los gatos cuando se dan en adopción se les hace un test de leucemia e inmunodeficiencia, que son los que podrian dar más problemas , aunque hay muchos gatos con estos virus que llevan una vida larga y plena. Sin embargo es imposible para una asociación como estas hacer un perfil virico completo de cada gato, pues hay muchisimos. Pero aunque lo hicieran, repito que solo saldria positivo en coronavirus que como todo virus puede ser tratado con antivirales.

    La seriedad que comentas solo seria posible si la asociación te cobra un dineral por darte un gato con analitica completa y perfil virico exhaustivo, y si no pregunta lo que cuesta hacer eso y verás que ninguna asociación podria permitirse hacer algo así… y a pesar de eso no podrian preveer un contagio posterior a la adopción.

    También he investigado lo de las denuncias y desde luego no hay constancia de ello.

    Creo que la experiencia ha sido muy traumática para tu hermana y que por eso has publicado este mensaje, pero por los datos que he recabado de varias fuentes, en los 23 años que llevan funcionando como grupo han dado cientos de gatos en adopción con resultados muy positivos, y no es justo acusarles de mala intención, ya que de hecho la selección de adoptantes es muy rigurosa, y solo aceptan a 1 de cada 10 posibles adoptantes, no porque no sean buenas personas sino porque a lo mejor no tienen al gato adecuado para el ritmo de vida de las personas que los solicitan, y prefieren no dar un gato si piensan que no va a lograrse una armonia entre humanos y felinos, que desemboque en una devolución.

    También se que ofrecen ayuda durante las primeras semanas de la adopción, y aunque evidentemente el resultado habria sido el mismo, el trayecto hubiera sido diferente para tu hermana.

    Reitero que es una lástima que el pobre Happy haya tenido ese triste final y ha sido una suerte que contara con tanto amor y cariño en sus últimos dias, pero conociendo como conozco el mundo de las colonias felinas se que nadie lo lamenta más que las personas que se dedican a esta increible labor durante los 365 dias del año, y a las que admiro profundamente por su dedicación.

    Yo personalmente no me veo capaz de tanto compromiso, y colaboro en lo poquito que puedo en difudir su trabajo.

    1. Clara Castro Quesada says:

      Gracias por tu comentario. Sé que colaboras con esta asociación y entiendo tu malestar. No obstante pregúntale a Teresa. Ella te dará más detalles. Un saludo.

  3. Olga says:

    Hola:

    Siento mucho lo que le ha pasado a tu hermana, a mi hermana también le pasó algo parecido. Pero no sé si actúas con mala fe o con un total desconocimiento sobre gatos, colonias o la vida, lo cual encima agrava el que hables de ello en una plataforma pública. Para empezar, hablas de gatos como si fueran lavadoras, los gatos “con garantías”, no existen. No existen en una colonia, ni en una protectora, ni en una perrera municipal, ni te los van a proporcionar los criadores por mucho dinero que pagues por ellos, y aunque el gato sea de raza. Es así. La garantía la legisla el gobierno y la proporciona el vendedor de un producto o servicio para que exista una garantía para sus compradores o consumidores. No es el caso.

    Para seguir, yo tengo tres gatos adoptados de esa colonia y he sido estudiante en el Campus de Burjassot, conozco bastante bien cómo funcionan ¿de dónde has sacado que es una asociación que actúa bajo el paraguas de la Universidad de Valencia? Eso no es verdad. La colonia se formó en el campus de forma natural, y posteriormente se empezó a gestionar y manejar la población de gatos que allí habían ido a parar, con el método CES para que tuvieran las mejores condiciones de vida posibles y siempre a través de voluntarios. En tiempos, se ayudó económicamente desde la universidad, pero ahora, y desde hace mucho tiempo no es el caso. Esta afirmación es especialmente sangrante, porque esta colonia, a día de hoy, hace su labor A PESAR de la Universidad, no gracias a ella. Yo he vivido como estudiante quejas por parte de la universidad, desalojos de gatos, reducción de espacio… La universidad no les ayuda en casi nada, al contrario. La colonia se gestiona con voluntarios que no cobran un duro, que ponen su tiempo, esfuerzo, dinero y salud mental a disposición del cuidado de los gatos. A la colonia no la financia la universidad, se financia con voluntarios, lotería, donaciones y venta de artesanía en los mercadillos que promocionan los ayuntamientos por el bienestar animal.

    Sigo, esto va para largo, advierto. Creo que confundes la garantía para el adoptante con la garantía para el bienestar del gato. A los hechos me remito. Formulario extensísimo; visitan las casas para ver que todo esté en orden; listado con lo que tenía que comprar antes, ¿no te parece que eso es que la colonia intenta hacer lo posible para tener garantías de con quién deja al gato? De hecho cuando firmas, asumes que la colonia va a hacer seguimiento del gato, ¿para que crees que les hacen seguimiento? para tener garantías de que el gato está bien.

    Sigo, los voluntarios de la colonia no son veterinarios, es verdad, ni creo que sea necesario. Si te dicen que un gato tiene una edad, puede que se equivoquen aunque tengan muchísima experiencia. Los gatos que han sufrido malnutrición, enfermedad o condiciones sanitarias deficientes antes de llegar a la colonia, pueden no desarrollarse del mismo modo, no te digo ya, si eso pasa durante el crecimiento y el desarrollo del gato lo que puede implicar para su aspecto, o salud posterior. Eso deberíais saberlo.

    Dices que le costó que el gato se adaptara a casa y se acercara, como si eso fuera un problema de la gestión de la colonia. Yo llevo así dos años con uno de los míos, y lo estoy consiguiendo. Sí, es un reto, al que admití jugar cuando adopté un gato, y cada triunfo es orgásmico. El carácter de los gatos no es el mismo entre unos y otros, igual que en los humanos, ni siquiera la raza te puede dar una pista a veces. Por eso cuando se adopta, has de entender y asumir que no sabes lo que te vas a encontrar ni en salud (porque la enfermedad puede no verse en el momento actual), ni en carácter. Y por supuesto, los gatos llevan muy muy mal los cambios, y necesitan adaptarse, algunos tardan más y otros menos y también depende de lo que el adoptante sepa sobre etología felina.

    Con respecto a lo que dices de que te dijeron de no llevar al gato al veterinario aunque presentaba síntomas evidentes de enfermedad, permíteme que lo dude. Los voluntarios (yo lo he sido) cuidan de los gatos, y siempre les cogen muchísimo cariño, quieren saber cómo están y preguntan por ellos a menudo cuando se les adopta. En el contrato de adopción que tu hermana debió firmar, hay una cláusula donde dice que cualquier problema que haya con el gato debes comunicarlo a la colonia, pérdida, enfermedad… cualquier cosa. Yo me traje a los míos en el momento de esterilizar, y como aún se estaban haciendo a mí y a mi casa, me costaba mucho cogerlos. Se lo dije a la persona con la que hice los papeles y vino a mi casa y los llevó al veterinario cuando no tenía por qué hacerlo, no sólo eso, me aconsejaron sobre el más económico y seguro. Lo que quiero decir con esto, es que según mi experiencia, y la de mucha gente que conozco que ha adoptado en la colonia, se preocupan por los gatos. Hacen más de lo que sería necesario para asegurarse de que están bien. Y lo primero que te dicen cuando los adoptas es que los lleves al veterinario a que les haga un reconocimiento completo.

    Con respecto a lo de que te lo dieron sin cartilla de vacunación: suele haber dos tipos de colonia, aquella en donde te lo dan con las vacunas puestas, revisiones, etc y en la que adoptar cuesta asumir todos esos gastos a priori; y aquella, con menos fondos disponibles, normalmente, donde se esteriliza, se desparasita y se intenta que estén en el mejor estado de salud posible hasta que los adopten, revisión veterinaria mediante si es necesario. En esas, la adopción no cuesta un duro. No creo que en la colonia de Burjassot te dijeran en ningún momento que tenía puestas las vacunas. Y por supuesto, que tenga puestas las vacunas no implica que no tenga o pueda desarrollar una enfermedad.

    Con respecto al PIF, te copio literalmente lo que pone en la wiki: “El CVEF es muy común, especialmente en lugares donde grandes grupos de gatos son mantenidos juntos” (hago un inciso para decir que esa es exactamente la definición de colonia de gatos y es así como se llama la asociación en la que adoptó tu hermana).” Los gatos se infectan al inhalar o ingerir el virus. Las heces son la fuente de transmisión más común, aunque superficies contaminadas como platos de comida o vestimentas lo son también. A pesar de la prevalencia del CVEF, la mayoría de los gatos infectados no desarrollan el VPIF. A menudo la exposición al CVEF NO PRODUCE SIGNOS CLÍNICOS” (remarco), “pero puede producir una leve diarrea. Por lo tanto, un gato sin signos clínicos puede seguir siendo un portador del CVEF y es capaz de transmitir el virus a otro gato. En cualquier gato infectado con el CVEF existe la posibilidad de que este mute en la forma causante de la PIF. Esta posibilidad aumenta en gatos con función inmunológica disminuida, como lo son los muy viejos o muy jóvenes” (y añado, aquellos enfermos o malnutridos). Como ves, la persona que te lo dió en adopción, no tenía por qué saber si tenía o no una enfermedad que en muchísimos casos no presenta síntomas, a veces nunca, a veces hasta que es muy tarde. Creo que estás exigiendo el poder de adivinación a la gente y además de forma muy injusta. Ya he dicho de dónde se financia. El dinero, como cualquiera puede intuir, probablemente no es mucho, y no van haciendo test genéticos a los gatos para garantizar lo ingarantizable, que no desarrolle una enfermedad a lo largo de la vida. Pero eso ni en esta colonia, ni en las que te los dan vacunados. Aunque si los futuros adoptantes los piden, y los pagan, no creo que nadie ponga problemas.

    Siento si tu hermana se gastó tanto dinero en un veterinario, pero para llegar a 600 euros, hacen falta muchas pruebas, cuando, si no me equivoco, con una eco se ve si tiene PIF. Aún así, cuando adoptas, asumes ese riesgo, si tu hermana no lo sabía, es que no tenía claro lo que estaba haciendo ni lo que implicaba, y si lo sabía ¿por qué lo mencionas?

    Para rematar, hablas de las mejores razas de gatos para niños, y con eso dejas claro tu conocimiento sobre gatos y biología y, encima, te permites el lujo de aconsejar una web como si todo lo que se publica en la red fuera digno de confianza. Lo único que debe importar cuando te llevas a un gato adoptado es saber qué carácter tiene y si es compatible con tu forma de vivir y tus circunstancias; la edad, el color, la forma, la raza, sus características físicas… no te dan ni una pista sobre esto. Y es precisamente con el carácter donde suele haber más problemas para que los gatos o cualquier animal encajen en su nueva familia, de ahí la importancia de conocerlo.

    Siento si me he extendido, pero tu entrada me ha parecido deleznable, errada, maliciosa y totalmente injusta. Y yo, debido a mi impecable experiencia con esta colonia, a la de otros que conozco bien, y a mis conocimientos sobre voluntariado en este tipo de asociaciones y sobre biología, me he visto en el deber de defender su proceder y de decir lo que creo que está mal y es justo. Malentendidos pudo haber, siempre puede haberlos, mala fe, ni por asomo. Y por favor, no digas que tiene 3 denuncias porque no es verdad. Ante el juzgado ya te digo yo que no, ni tres ahora, ni las ha tenido en la vida que lo he investigado. Además, que se hubieran presentado denuncias, no implicaría de facto que hubieran hecho nada mal, al menos en un estado de derecho como el nuestro. Y yo no sé si en la colonia del Campus de Burjassot saben de esta entrada, pero si lo saben, te puedes arriesgar a una denuncia si has dicho cosas que no son verdad, que es lo que parece. Porque después del trabajo que conlleva este tipo de voluntariado, lo que supone para la vida del voluntario y los que lo rodean, lo que tienes que ver, oir y aguantar, lo que supone para tu salud, la poca ayuda que se recibe, lo poco considerado que está y la falta crónica de ayuda económica, tener, encima, que encontrarte con este tipo de entradas… No les has dado ni el derecho a la defensa mientras exiges “garantías”. Sigo sin saber si es ignoracia o malaintencionalidad.

    1. Clara Castro Quesada says:

      Empezar un comentario diciendo que escribo este post por ignorante o con mala fe es de traca. Lo lamento pero no voy a contestar.

      1. Olga says:

        No pretendía que contestaras. Sólo pretendía que se conociera otra versión de los hechos, a lo que no dabas oportunidad porque no parabas de borrar los comentarios que no te gustaban. Y sobre la ignorancia o la mala fe, a lo que has escrito me remito. Cualquiera que tenga ciertos conocimientos de biología y etología se dará cuenta nada más leerlo. Y por si no te has dado cuenta empiezo con un saludo y con un lo siento para tu hermana. Pero bueno…

  4. aitana says:

    Que raro… ¿has borrado mi comentario?…. crei que habia dado mi opinión de forma respetuosa. Igual es que te gusta dar tu opinión y no quieres que nadie que no este de acuerdo pueda opinar.

    Como tengo contacto con varias asociaciones animalistas, me he enterado de que muchas personas están muy molestas con tus comentarios, basados solo en una opinión personal y sin permitir que nadie más opine.

    No parece muy justo.. ¿no?

  5. Olga says:

    Veo que has borrado mi comentario, lo que ratifica la malaintencionalidad del artículo. Voy a poner esta entrada en conocimiento de la Colonia del Campus de Burjassot, para que, si lo creen conveniente tomen acciones legales. Hay que tener muy poca verguenza.

    No existen los gatos con garantías y la raza, edad u otras características físicas del gato no determinan su carácter. Esta colonia, en la cual adopté a mis tres gatos, no actúa como tú has dicho que lo hace. De hecho, se desviven por tener garantías (para el gato y para la colonia, no para el adoptante, que lo has entendido mal) de que el gato está en buenas condiciones físicas y mentales. Por eso te hacen firmar un contrato y van a verlos tras la adopción a tu casa, a lo que les das derecho en el contrato.

    La colonia no está bajo el paraguas de la Universidad de Valencia, está en terrenos de la UV, que no lo es lo mismo. La colonia trabaja a pesar de la UV que no solo no ayuda, sino que pone trabas. Una miradita en su web hubiera bastado para que te enteraras. Para saber si un gato tiene PIF solo hace falta una ecografía y no cuesta 600 €. El PIF puede no provocar síntomas nunca jamás en la vida del gato o solo cuando es demasiado tarde, lee un poco sobre la enfermedad, por favor, así que no tenían por qué saber que la tenía cuando tu hermana lo adoptó. Dudo muchísimo que te dijeran que no lo llevaras al veterinario porque es lo primero que te dicen cuando adoptas “llévalo al veterinario y hazle una revisión completa”. Jamás te pudieron decir que llevaba las vacunas puestas porque en esta colonia, al igual que en muchas otras, no se les ponen vacunas antes de darlos en adopción. Y en asociaciones donde sí se les ponen te cobran el dinero gastado previamente con ese gato cuando adoptas, en esta colonia no te cobraron un duro, ¿verdad?

    Por cierto, he investigado y la colonia no ha tenido ni una denuncia en toda su vida de actividad. Y aunque las tuviera, que no es el caso, hasta que no se demuestre la culpabilidad… esto sigue siendo una democracia ¿verdad?

    Lo dicho, has demostrado muy poca vergüenza haciendo esta entrada, pero te has cubierto de gloria borrando el comentario.

  6. Olga says:

    Veo que has borrado mis 2 comentarios anteriores, lo que ratifica la malaintencionalidad del artículo. Voy a poner esta entrada en conocimiento de la Colonia del Campus de Burjassot, para que, si lo creen conveniente tomen acciones legales. Hay que tener muy poca verguenza.

    No existen los gatos con garantías y la raza, edad u otras características físicas del gato no determinan su carácter. Esta colonia, en la cual adopté a mis tres gatos, no actúa como tú has dicho que lo hace. De hecho, se desviven por tener garantías (para el gato y para la colonia, no para el adoptante, que lo has entendido mal) de que el gato está en buenas condiciones físicas y mentales. Por eso te hacen firmar un contrato y van a verlos tras la adopción a tu casa, a lo que les das derecho en el contrato.

    La colonia no está bajo el paraguas de la Universidad de Valencia, está en terrenos de la UV, que no lo es lo mismo. La colonia trabaja a pesar de la UV que no solo no ayuda, sino que pone trabas. Una miradita en su web hubiera bastado para que te enteraras. Para saber si un gato tiene PIF solo hace falta una ecografía y no cuesta 600 €. El PIF puede no provocar síntomas nunca jamás en la vida del gato o solo cuando es demasiado tarde, lee un poco sobre la enfermedad, por favor, así que no tenían por qué saber que la tenía cuando tu hermana lo adoptó. Dudo muchísimo que te dijeran que no lo llevaras al veterinario porque es lo primero que te dicen cuando adoptas “llévalo al veterinario y hazle una revisión completa”. Jamás te pudieron decir que llevaba las vacunas puestas porque en esta colonia, al igual que en muchas otras, no se les ponen vacunas antes de darlos en adopción. Y en asociaciones donde sí se les ponen te cobran el dinero gastado previamente con ese gato cuando adoptas, en esta colonia no te cobraron un duro, ¿verdad?

    Por cierto, he investigado y la colonia no ha tenido ni una denuncia en toda su vida de actividad. Y aunque las tuviera, que no es el caso, hasta que no se demuestre la culpabilidad… esto sigue siendo una democracia ¿verdad?

    Lo dicho, has demostrado muy poca vergüenza haciendo esta entrada, pero te has cubierto de gloria borrando mis 2 comentarios. Y no tengas la caradura de excusarte en que es un blog personal para censurar comentarios, porque es un blog personal en una atalaya pública, y eso, ya es otra historia.

    1. Clara Castro Quesada says:

      Lo lamento. No voy a entrar a discutir. Un saludo

      1. Olga says:

        No lo pretendía. Sólo pretendía que se conociera otra versión de los hechos, a lo que no dabas oportunidad porque no parabas de borrar los comentarios que no te gustaban.

        1. Clara Castro Quesada says:

          Muy bien. Aquí los tenéis. De paso, cuando habléis con la asociación podéis dejar otro a ver qué os parece su versión. Tengo mails hasta pidiendo disculpas por lo sucedido. Que a tiempo de rectificar estamos todos.

          1. Olga says:

            Sabiendo lo que ha pasado, me reitero en todos mis comentarios. Unas disculpas del tipo “sentimos mucho lo que ha pasado” o ” me siento faltal por el desenlace” etc no implica una asunción de responsabilidad, ocultación de información o malaintencionalidad. Pero bueno…

  7. aitana says:

    ¿lo has vuelto a borrar?.. caray. No te entiendo… ¿quizás solo buscas venganza? si quisieras oir la verdad y no te diera miedo que saliera a la luz, no te importaria que todos los comentarios, incluso los que pueden hacer que tu historia no sea tal y como la explicas, pero esta claro que prefieres manipular a quienes te siguen en vez de permitir que piensen por si mismos…

    1. Clara Castro Quesada says:

      Ya están publicados. Sigo diciendo lo mismo que en el post. Como comentaba hay hasta mails de la propia asociación reconociendo su error.
      No voy a entrar a discutir con vosotras, lo lamento.
      Un saludo

  8. Olga says:

    Falta uno de los comentarios que me borraste, el extensísimo, que lo era porque creo que para explicar las cosas bien, a veces, hace falta que la extensión sea larga.

    1. Clara Castro Quesada says:

      Ya están todos visibles.

  9. aitana says:

    faltan algunos mios.. soy aitana

    1. Clara Castro Quesada says:

      Creo que ya están todos.

  10. Olga says:

    Por cierto, y finalmente, gracias por la rectificación en la ocultación de comentarios.

  11. Sandra says:

    A mi me pasó lo mismo, adoptamos dos hermanos y uno de ellos murió por pif a los dos meses de llegar a casa. Lo pasamos horriblemnete mal, tampoco nos dijeron nada en la protectora, pero si puedira dar marcha atrás lo volvería a adoptar a él todo y saber el sufrimiento y dinero que me dio. Era un animal que moría igual, y almenos lo hizo recibiendo y sobretodo dando mucho amor. Jamas compres, son cosas que pasan y que tampoco se puede predecir. Los criaderos, segun cuales, también utilizan a los gatos como moneda de cambio y los explotan. Creo que es mas bonito jugarsela y dar amor a alguno que no tiene nada.

    1. Clara Castro Quesada says:

      Deberían avisar a los dueños porque es algo que se puede saber fácilmente. 🙁 Siento lo que te pasó.

Deja tu comentario

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies