Juguetes Polly Pocket: ¡Qué recuerdos!

Posted on
Inicio >> Vida en familia >> Juguetes Polly Pocket: ¡Qué recuerdos!

Los Reyes Magos me trajeron juguetes Polly Pocket allá por los años 90. Recuerdo perfectamente cómo brillaba aquella mini cajita rosa en forma de corazón y como mi hermana abría emocionada otra caja hexagonal de color amarillo.

En sus interiores había un castillo y una peluquería, respectivamente, aunque para nosotras era mucho más que eso: Horas y horas de juego compartido en cualquier lugar y a cualquier hora.

El que las piezas fueran pequeñas nunca fue un problema; de hecho era parte de la gracia. Podíamos jugar en el coche de viaje, en un bar comiendo o tiradas en el césped de la piscina. No digo que alguna pieza no acabara extraviada, pero, aquello tenía tanto valor, que la posibilidad de perderlo era casi nula.

Con los años pasaron a otra vida pero ahora han vuelto, y no sabéis la ilusión que me hace poder compartir juego con mis hijos.

 

 

Juguetes de Polly Pocket nuevos

He estado buscando en Internet imágenes de los Polly Pocket originales para refrescar mi memoria. La esencia de esta nueva generación de juguetes es la misma: Pequeños escenarios tamaño bolsillo donde unos mini personajes cobran vida.

Seguro que tu también recuerdas que antiguamente los personajes eran duros y estaban articulados. Ahora, en cambio, son blanditos y, pese a que no tienen el acoplamiento que les hacía doblarse, son mucho más manejables.

De hecho, gracias a unas superficies adhesivas y pegatinas adicionales, los personajes se pueden dejar de pie y sentados en los sillones sin ninguna dificultad. Increíble.

Además, su tacto me parece mucho más agradable y sus acabados infinitamente más conseguidos. Digamos que el tiempo les ha tratado bien. 😉

También han evolucionado los complementos. En la foto de abajo, por ejemplo, puedes ver a una Polly Pocket – que Juan convirtió en hada acoplándole una corona de flores y unas alas – y a su mascota caracol.

En cuanto al diseño de los play sets – es decir las cajitas – para fortuna de lo niños de hoy, son muchísimo más bonitas que las que teníamos entonces. Aunque, que conste en acta, que la emoción que producen es la misma.

Corazones, diamantes, hexágonos, etcétera, han dado paso a diseños más actuales como una rosquilla, un flotador de flamenco, un castillo o un  frasco de perfume, entre otros.

¿Y los interiores? Aquí, los detalles, funcionalidades secretas y pegatinas son algunas de las nuevas mejoras que trasladan el juego a otra dimensión. Si miras con atención las siguientes fotos podrás entender de que hablo, y aun así en directo es mucho más increíble.

Por cierto, busca en tu caja todos sus secretos. Mis hijos me dejaron muy sorprendida cuando averiguaron que si ponían agua en la cajita del flamenco flotante los Polly Pocket también flotaban con sus mini flotadores de flamencos. O que si quieres llenar la piscina del cofre con forma de frasco de perfume, sólo tienes que poner agua en el difusor, abrir la caja y apretar.

Vamos, que la fiesta está asegurada 😉

 

Me encanta verles jugar juntos tal y como lo hacíamos mis hermanos y yo. Cada uno tiene su estilo y su forma de juego pero la tarde se les pasa volando y sin pensar en las dichosas pantallas. Así que gracias Mattel por hacerme revivir estos momentos de juego en casa.

Y ya no hablemos de jugar con ellos. ¡Me parto de risa con sus ocurrencias! ¿A ti también te pasa?

Enlace de interés:

Juguetes Polly Pocket: ¡Qué recuerdos!
4.9 (98.57%) 14 votes
  • Compártelo

0 Comentarios

Deja tu comentario

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies