Mano de buda ¡Hagamos una receta!

Posted on
mano de buda receta

Mano de buda, ¿conocéis esta variedad de limón? Yo siempre lo veo y me llama la atención pero en casa no lo usábamos y me apetecía probarlo.

Resulta que es muy aromático, se puede comer entero –sí, exacto, piel incluida– y pese a que su intenso olor haga pensar que tiene un sabor fuerte, no es así. De hecho, podría describir su sabor como dulce, algo que sorprende en un limón, ¿verdad?

Como os digo, sorprende que su olor no sea ácido. Yo, que tengo mucho olfato y que por trabajo he aprendido a captar las diferentes “tonalidades” de los olores, os diría que en varios momentos me hizo recordar el olor del arroz con leche.

En resumen y por si hiciera falta algo más para convenceros –que creo que no–: tiene todo lo bueno del limón en cuanto a olor y aporte de sabor pero sin esa sensación ácida que no a todo el mundo le gusta. ¡La bomba!

Mano de Buda ¡Hagamos una receta!

Quería hacer una primera receta sencilla pero que supiera que a todos les iba a gustar, por aquello de que se trata de un alimento nuevo en casa, por eso me decidí por un bizcocho de limón al que añadí un frosting para decorarlo.

Adelanto que el bizcocho salió riquísimo pero el frosting, más. ¡Ay, madre, qué vicio! ¡Estaba para comérselo a cucharadas!

Bueno, a lo que vamos… Como os he dicho, la mano de buda se limpia bien y se come entera. Sin embargo, para el bizcocho, lo rallé todo para que se ligara bien en la mezcla. No importa si se quedan trozos más grandes, al revés: me encantó que se quedaron algunos pedazos del limón un poco más grandes porque se veían en el bizcocho y, además de delicioso, quedó muy bonito.

mano de buda receta

Mano de buda ¡Hagamos una receta!

INGREDIENTES 

  • Bizcocho
    • 1/2 limón mano de buda
    • 150 gr de azúcar glas
    • 3 huevos medianos
    • 1 yogur o queso fresco batido
    • 2 cucharadas de aceite de oliva
    • 200 gr harina de repostería
    • 2 cucharadas de café de levadura
    • 1 pizca de sal

 

  • Frosting (para cubrir o rellenar)
    • 100 ml nata
    • 75 gr mantequilla
    • 150 gr azúcar glas
    • 1/2 limón mano de buda
    • Colorante alimentario amarillo (opcional)

mano de buda receta

MODO DE HACER

Empezamos por el bizcocho. Cualquier receta que hagáis habitualmente es válida pero, por si no tenéis, yo os dejo ésta que sale muy esponjosa y deliciosa.

Lo primero, precalentamos el horno a 180 grados.

Mientras, rallamos el limón, le añadimos el azúcar glas y mezclamos bien. Si no tenéis azúcar glas sólo tenéis que pulverizar azúcar normal con cualquier batidora y ¡voilà! Con unos segundos bastará.

Una vez esté bien removido, unimos los huevos, el aceite y el queso fresco batido a la mezcla y le damos unas vueltas más. Como veis en los ingredientes, también se pude usar yogur normal pero el queso fresco es uno de mis trucos para que quede más esponjoso. ¡Sale delicioso!

Cuando esté todo bien mezclado añadimos la sal y la harina. La mejor forma de introducir la harina sin que se hagan grumos es tamizarla poco a poco mientras le damos vueltas. Lógicamente, si alguien os ayuda a hacer esto, pues mucho mejor.

Pasamos la mezcla bien ligada al recipiente que vayamos a usar y lo horneamos 40 minutos a unos 180 grados de temperatura con calor abajo y arriba. Ojo con las temperaturas y los tiempos porque cada horno funciona distinto.

mano de buda receta

El frosting es sencillamente una masa cremosa que se utiliza para decorar o rellenar tartas. Es ligera pero, a la vez, tiene bastante cuerpo, así que si la metéis en una manga pastelera podéis hacer formas chulas.

Batimos la mantequilla –que debe estar a temperatura ambiente–, añadimos el limón mano de buda rallado y mezclamos bien con un tenedor.

Poco a poco añadimos el azúcar glas. Podemos hacerlo como hicimos antes para agregar la harina o, para que quede más fino y bien mezclado, usar la batidora. Entonces sólo nos queda añadir la nata ¡y listo!

Si queréis darle al frosting un color más amarillo para que recuerde más al limón, aún podéis añadirle un poco de colorante (basta con unas gotas). Este paso es totalmente opcional porque lo añadáis o no, no modifica el sabor.

Para hacer la decoración os recomiendo que esperéis a que el bizcocho esté frío y que si pensáis rellenarlo elijáis un recipiente más sencillo que el mío… Yo intenté partirlo y se me empezó a deshacer porque era muy estrecho. XD

No obstante, por arriba como lo puse finalmente también queda muy bonito.

Como colofón puse un limón mano de buda bien limpio en el centro del círculo de bizcocho. Como mínimo conseguiréis que la mayoría de los invitados (que seguramente no lo conozcan) alucinen.

Enlace de interés:

camposdeazahar.es

 

¿Te ha gustado el post? ¡Valóralo!
  • Compártelo

0 Comentarios

Deja tu comentario

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies