Plancha de asar… Queridos Reyes Magos

Posted on
plancha de asar jata

Quiero una plancha de asar  y creo que este año he sido lo suficientemente buena como para que me la traigan los Reyes Magos. 😉 ¿Se entiende bien la indirecta?

Llevo mucho tiempo detrás de una plancha de asar de calidad y creo que con la Navidad ha llegado la excusa perfecta. Mis padres tienen una plancha de asar de Jata y en alguna ocasión la han puesto en medio de la mesa para que comiéramos nuestras propias piezas de carne directas de la plancha al plato. Usándola así sinceramente me parecía un poco trasto. ¿Cuántas veces íbamos a usarla al año? Pero claro, estaba confundida.

Hace unos días fuimos a cenar a casa de una amiga con los niños. Al entrar en la cocina vi que tenía la plancha de asar encendida. Para mí era obvio que íbamos a comer carne, pero me equivocaba.

Mi amiga lleva años usándola para hacer la cena de los niños. ¿Carne? Pero qué dices, ¡si esto se usa para mil cosas! Desde hacer una tortilla hasta asar a la vez el pescadito y la verdura que van a cenar los peques ese día.

Ensimismada vi cómo lo hacía. Rápido, cómodo, limpio… Entonces lo supe: ¡¡Quiero una plancha de asar!!

plancha de asar jata

Plancha de asar Excellence de Jata

Ese día cenamos unas costillas maceradas al estilo americano (le he pedido la receta porque estaba, literalmente, para chuparse los dedos), acompañadas de puré de patata y chips de verduritas. ¡Delicioso!

Una de las cosas que más me gusta de la plancha de asar de Jata es que es “dietética”, así que la carne no estaba nada grasienta gracias a que tiene una pestaña abatible en un lateral para recoger, si quieres, los excesos de grasa o salsas que utilices para cocinar.

El tamaño es bastante grande, aunque perfectamente manejable: 48 cm x 32 cm.

Y sí, los alimentos no se pegan nada. De hecho, gracias a esto y a que el calor se distribuye perfectamente por toda la superficie se pueden cocinar varias cosas a la vez sin que se contaminen los sabores y optimizando los tiempos.

plancha de asar jata

En cuanto a comodidad, creo que es evidente que utilizarla es comodísimo. Además en casa nos preocupamos mucho por que los niños aprendan a comer de forma saludable y equilibrada. Una de las cosas que hacemos es implicarles en el proceso que pasa la comida desde que la compramos en la tienda hasta que la servimos en la mesa.

Me parece un planazo que nos ayuden a lavar y cortar las verduritas, por ejemplo, salpimentarlas y ponerlas con cuidado a asar en mitad de la mesa. Ver cómo se cocinan, añadirles un poco de aceite, comprobar que se han hecho, ver las distintas texturas…. ¿Ves por donde voy?

Así que, queridos Reyes Magos, si me estáis leyendo, ya sabéis. 😉

Por si te interesa, te dejo también algunos aspectos técnicos de la plancha de asar.

  • Tiene 4 temperaturas: 75, 120, 160 y 230 ºC
  • Es muy resistente, tanto que puedes cortar directamente sobre ella sin que se raye.
  • Evidentemente las asas no se calientan, lo que facilita su uso o su traslado si queréis comer directamente en la mesa, por ejemplo.
  • Cuenta con control eléctrico de encendido/apagado y de temperatura.

¿Qué más se le puede pedir?

Enlaces de interés:

http://www.jata.es/productos/electro/cocina-dietetica/planchas-de-asar/gr3000

 

  • Compártelo

0 Comentarios

Deja tu comentario

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies