Repartir los juguetes a lo largo del año

Posted on
repartir los juguetes

¿Cuántos regalos han recibido tus hijos estas Navidades? ¿Cuántos son juguetes? Probablemente, muchos, ¿verdad?

Casi todos los juguetes que reciben nuestros hijos se concentran en Navidad, y yo me pregunto: ¿y qué ocurre con el resto del año? ¿Por qué, si sabemos que el juego es esencial para el desarrollo infantil, no les damos juguetes nuevos todos los meses?

Dejaré para otro momento el debate sobre la regla de los 3 regalos, que personalmente me parece imposible de cumplir, más aún si tratamos de que la cumplan también abuelas, abuelos, tíos y tías… ¡Y no será porque no lo haya intentado!

Pero quiero compartir una reflexión sobre la concentración de juguetes en esta época del año, cuando sabemos que jugar es parte necesaria del normal desarrollo infantil.

Repartir los regalos a lo largo del año

Llevo ya bastante tiempo dándole vueltas a estas ideas y no sé por qué no escrito sobre esto antes… ¿Por qué no ofrecerles juguetes a lo largo de todo el año? Seguro que los disfrutan más.

Yo veo en mis hijos que si dejamos que jueguen con todo lo que han recibido estos días a la vez, siempre hay algo que relegan, que dejan de lado porque no tienen tiempo de jugar con todo ni capacidad para atender a todos los estímulos a la vez.

Esta acumulación hará que no den a sus juguetes el valor que tienen y que se aburran de ellos sin haber llegado a utilizarlo lo suficiente. Además, tendrán poco interés en conservarlo y cuidarlo, ya que hay muchos más.

repartir los juguetes

Por eso, tal vez, si pasados unos días, guardamos algunos de los juguetes a los que ahora no prestan suficiente atención –por sobreestimulación, no porque no sean interesantes–, podemos dárselos progresivamente a lo largo del año y los apreciarán más por ser entonces una novedad.

Pueden servirnos como recompensa por un logro conseguido o para salvar una tarde de lluvia de este invierno jugando en familia con un juego nuevo… También como algo especial en las vacaciones de pascua o el verano…

Y si para su cumpleaños o por cualquier otra razón vamos a comprar nuevos juguetes, tendremos en cuenta varias características de los juegos:

  • Los juguetes que ya tiene y qué habilidades o facetas no quedan cubiertas con ellos, para que tenga cubierta la mayor variedad posible de juego: simbólico, de movimiento, de construcción, creativos, educativos (aunque todos les educan en algo), de sociabilidad…
  • Que sea divertido y, para eso, tiene que coincidir con los intereses de los niños, ya que será eso lo que capte su atención.
  • Que tenga posibilidad de durar bastante tiempo, es decir, que dentro de un tiempo los niños puedan seguir aprendiendo con él porque permita que perfeccionen su uso o distintos niveles de dificultad o juego.
  • Que sean sencillos, para fomentar la imaginación y la creatividad con la mayor variedad de usos posibles, por eso, cuanto menos haga el juguete, más libertad dará a los niños.
  • Que sea adecuado para la edad de tus hijos, lo que asegura que las actividades que propone estén adaptadas a su momento evolutivo. Las edad son solo orientativas y la clave está en conocer a nuestros hijos pero siempre sirven como guía.
  • El número de jugadores que precisa si necesitamos incentivar que el niño pueda entretenerse solo o si es viable que juegue con otros niños o que juguemos en familia. ¡Vivan los juegos de mesa!

 

¿Qué te parece esta idea de repartir los juguetes a lo largo de todo el año? ¿Lo haces ya así en casa? ¿Te lo estás pensando?

Deja tus comentarios porque seguro que entre todos podemos ayudarnos a perfeccionar esta propuesta.

  • Compártelo

0 Comentarios

Deja tu comentario

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies